Zion Williamson: “41 partidos en el Madison no estarían nada mal”

Duke jugó el pasado jueves en el Madison Square Garden ante Texas Tech. Con numerosos ejecutivos de franquicias de la NBA mirando, incluido el presidente de los Knicks, Steve Mills, Zion Williamson se estrenaba en una de las canchas más míticas del planeta. El joven ala-pívot acabó el partido con 17 puntos y 13 rebotes en 25 minutos, antes de ser eliminado por faltas cuando quedaban cuatro minutos para el final del partido.

A la conclusión del mismo, los periodistas se arremolinaron alrededor de él en el vestuario. Querían saber qué tal le había parecido la experiencia de jugar por primera vez en el Madison y si se vería allí como profesional, cuando el verano que viene dé el salto a la NBA. Williamson se quedó mirando a Cameron Redish, el tercer proyecto de estrella en discordia que tienen entre manos en Duke y que estaba sentado a su lado, y en voz alta y entre bromas le pasó la pregunta a R.J. Redish, la segunda estrella del equipo: “Creo que es el equipo de R.J. ¡R.J., ¿quieres jugar para los Knicks?!”

Y después de este pequeño momento divertido fue muy claro sobre un posible futuro en Nueva York: 41 partidos en el Garden probablemente sería increíble. Esto es el Garden. Muchos grandes han pasado por aquí. Mi favorito probablemente fue Bernard King porque mi padrastro me habló mucho de él, de su capacidad para poner el balón en la canasta. No me quedó más remedio que ir a ver sus mejores momentos y realmente sabía anotar. Fue increíble lo que hizo… Jugar 41 partidos aquí no estaría nada mal.

Diario AS

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba