Zimbabue declara duelo nacional hasta que se celebre el funeral de Mugabe

Harare.- El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, declar贸 hoy oficialmente un duelo nacional hasta que se celebre el funeral del exjefe de Estado Robert Mugabe, fallecido este viernes en un hospital de Singapur a los 95 a帽os.

“Nosotros, como zimbabuenses, declaramos d铆as de duelo por nuestro l铆der hasta su enterramiento”, afirm贸 Mnangagwa en un mensaje televisado a la naci贸n desde su residencia oficial en Harare.

Sin embargo, el mandatario no precis贸 fecha alguna para el funeral de Estado previsto para honrar a Mugabe ni tampoco aclar贸 cu谩ndo se repatriar谩 su cad谩ver desde Singapur.

Como se esperaba, Mnangagwa anunci贸 que la gubernamental Uni贸n Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patri贸tico (ZANU-PF) ha declarado a Mugabe “h茅roe nacional”.

Dorian llega al cabo Hatteras, en Carolina del Norte, todav铆a con peligro

Es una distinci贸n reservada para combatientes hist贸ricos de la guerra contra la minor铆a blanca que condujo a la independencia del Reino Unido en 1980, a la que contribuy贸 el difunto presidente.

Mugabe fue derrocado por un golpe militar sin derramamiento de sangre en noviembre de 2017, tras haber manejado las riendas del pa铆s durante 37 a帽os.

El detonante de esa maniobra fue la destituci贸n del entonces vicepresidente y hoy jefe de Estado, Emmerson Mnangagwa, un incondicional del partido y veterano de guerra al que se hab铆a opuesto la esposa de nonagenario l铆der, Grace Mugabe, en un contexto de tensiones por la futura sucesi贸n de su marido.

Sin embargo, las autoridades permitieron a Mugabe y su familia seguir viviendo en su residencia en Harare con generosas ayudas estatales.

En un claro intento de pasar por alto esa ca铆da en desgracia, Mnangagwa se refiri贸 hoy al fallecido exmandatario como “comandante, liberador, fundador y l铆der”.

“Protegeremos y defenderemos los logros de la lucha por la que 茅l hizo enormes sacrificios”, asever贸 el gobernante.

El r茅gimen de Mugabe se caracteriz贸 por la represi贸n de sus opositores, por elecciones de dudosa credibilidad, la falta de libertades para su pueblo y la ruina del Estado zimbabuense.

Tom贸 decisiones muy pol茅micas -como las expropiaciones, iniciadas en el a帽o 2000, de miles de granjas a propietarios blancos en una reforma agraria ca贸tica- y no ahorr贸 diatribas para insultar a las grandes potencias occidentales, como Estados Unidos o el Reino Unido, a las que acusaba de fabricar “diab贸licas mentiras” sobre 茅l.

Fuente: EFE

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba