Verdadero costo de “la comida barata”

Estudios señalan que los precios de los alimentos deben aumentar para que se tome en cuenta el coste medioambiental de la agricultura industrial.

La cadena alemana de supermercados de bajo costo Aldi recientemente abrió su primer Bistro en Media Park, un centro empresarial conformado por 250 compañías, ubicado en Colonia. Este restaurante emergente, construido a base de contenedores usados, les ofrece a los empleados de las oficinas un menú de 3 platos a solo 8 o 9 euros.

Los precios aumentarían en un 10 por ciento

“Lo peor es la comida producida convencionalmente con productos de origen animal, los que deberían de costar aproximadamente 10 por ciento más”, dijo Gaugler. Además de la contaminación por nitrógeno, la agricultura industrial también es responsable por la contaminación del aire y la degradación del suelo, sin mencionar el impacto de los antibióticos usados en animales.

La CAP ha sido modificada para asignarle un porcentaje de ganancia a una agricultura más respetuosa con el clima, pero algunos grupos dicen que eso no es suficiente. Otros esperan que el crecimiento del mercado de “comida lenta”, que incluye alimentos producidos a pequeña escala por agricultores locales, tenga un desarrollo exponencial.

No todos los consumidores buscan lo más barato

El mercado de agricultores de Colonia, ubicado en Rudolfplatz, registra buenas ventas casi todos los días y sus clientes están dispuestos a pagar un recargo por productos con menor impacto ambiental “No es tampoco tanto, solo 15 o 20 euros a la semana”, nos dice Linda, una cliente regular, quien prefiere comprar frutas y verduras sabiendo que provienen de granjas cercanas.

Fuente: DW

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba