Vecinos de Ciudad Victoria piden legalización de predios

El sueño de tener casa propia se está convirtiendo en un problema para 102 familias del plan habitacional Ciudad Victoria, ubicado en el noroeste de Guayaquil. La promoción de las instalaciones de la urbanización, en su segunda etapa, atrajo la atención de personas como Raúl Pantoja, quien decidió en 2014 ingresar al programa habitacional. Pantoja mencionó que al principio la negociación con la inmobiliaria fue normal, no hubo inconvenientes, pero esa tranquilidad cambió tras pagar el 10% de la entrada del valor total de la vivienda que asciende a $ 27.800.

“El arreglo era que tras pagar la cuota inicial a la inmobiliaria, esta daría los papeles necesarios para solicitar el crédito hipotecario, pero eso no ocurrió ya que extendieron los plazos de entrega. En abril de 2016 la vivienda fue adjudicada bajo la modalidad comodato precario”. Para Pantoja, llegar a su vivienda significó un momento de alegría, pero las deficiencias de las instalaciones fueron evidentes en lo que consideraba su nuevo hogar. “Las casas tenían ventanas con vidrios rotos.

Las chapas de las puertas no servían, los baños estaban sin sus inodoros y otros sin tapas; no estaban las llaves de agua de los lavaderos, entre otros defectos”, explicó Pantoja. El ciudadano sostuvo que pidió la devolución del dinero, pero los responsables de la constructora le informaron que la empresa no contaba con recursos para realizar ese tipo de trámites. En el pasado invierno aparecieron nuevas falencias en las construcciones, filtraciones de agua por las lluvias fueron evidentes en los tejados y cielos rasos de las casas.

Se hizo el reclamo y una representante de la constructora indicó que no había financiamiento para este tipo de reparaciones. “Me dijeron que esos arreglos corrían por mi cuenta y que el valor me lo podrían descontar del costo final de la vivienda”, agregó. En la misma situación se encuentra Luis Guamán, quien también está viviendo “gratis” en una de las casas de la urbanización hace un año y siete meses.

“La propuesta de la constructora nunca nos la explicaron, ni tampoco se nos advirtió que tendríamos de vecinos a las familias que fueron reubicadas de ciertos sectores de Guayaquil por parte del Gobierno Nacional”, lamentó Guamán. En principio pagaban alícuotas de $ 25 por el servicio de guardianía y mantenimiento de las zonas de recreación; sin embargo, esto no funcionó de manera adecuada.

Luego entre vecinos acordaron aportar $ 10 mensuales por cada familia para cumplir con gastos comunales. Las personas reubicadas no colaboran con estas cuotas. “Debido a los constantes robos a las casas de quienes ingresamos a este plan de manera privada, nos vimos en la obligación de organizar grupos de personas para realizar rondas nocturnas que eviten más perjuicios”, contó Guamán. El hombre, quien es parte de la directiva de vecinos, dijo que ante estas situaciones formaron el Conjunto de Integración habitacional Ciudad Victoria, etapa 2, con el objetivo de que sus reclamos sean escuchados.

Esta acción fue tomada en cuenta por Juan Carlos Manjarrés, gestor político de la Asamblea Nacional. Wendy Álvarez aseguró ser una de las moradoras más afectadas por los delincuentes debido a la ubicación de la vivienda.“En una ocasión se atrapó a un delincuente que entró a una vivienda a robar un televisor. Los dueños de la casa habían salido a trabajar. Con ese hecho evidenciaron que los guardias de seguridad no hacían las rondas en el sector”, destacó Álvarez.

Las familias aseguraron que su preocupación es más grande, porque el último contacto con los directivos de la urbanización se dio en noviembre de 2016. “La última reunión con el gerente inmobiliario de Ciudad Victoria fue hace ocho meses y luego de eso nada sabemos sobre nuestra situación”, reprochó Wendy Álvarez. Diario EL TELÉGRAFO intentó  comunicarse con los representantes de la empresa inmobiliaria Dartscorp, responsable de la obra, para obtener su versión sobre este tema, pero ninguno de los teléfonos marcados fue contestado.   Pese a las dificultades, las familias de esta urbanización mantienen la esperanza de consolidar su sueño de tener casa propia. (I)

DATOS

A los compradores de este plan habitacional se les aseguró que podrían acogerse al bono de $ 5.000 que entregaba el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi).   En 113 hectáreas se previó la construcción de 8.000 viviendas que acogieran en casas estructuradas de 4 bloques, a los moradores de varios sectores de Guayaquil que fueron reubicados por el Gobierno Nacional.

Las familias que viven en la urbanización a pesar de tener medidores de agua potable pagan el servicio de forma proporcional ($ 10 mensuales) a los administradores de Ciudad Victoria.   A este plan habitacional van las líneas de buses urbanos 131 y 143, además del servicio de tricimotos. Los alimentadores de la Metrovía que llevaban al sector dejaron de funcionar más de un año. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/guayaquil/10/vecinos-de-ciudad-victoria-piden-legalizacion-de-predios
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba