USD 50 millones más se destinaron en 2021 para montepíos

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) destinará USD 6 685,5 millones para el sistema de pensiones en este 2022. El rubro representa el 65,7% de todo el presupuesto de este año, que es de USD 10 169,5 millones.

El monto para pensiones es el más alto de todos los seguros que cubre el ente, que son también: seguro de salud, riesgo de trabajo, seguros campesino y de desempleo.

En 2021 el número de pensionistas subió a 583 883 personas, 35 736 más de lo registrado en 2020, entre jubilados por invalidez, discapacidad o vejez, y quienes reciben montepío. Esta última es una pensión mensual que tienen viudos y huérfanos del asegurado.

La cifra incrementada de pensionistas es una de las más altas de los últimos años, superada solo por la de 2016, cuando hubo el terremoto en PedernalesManabí.

Así, se puede evidenciar que la pandemia del covid-19 ha generado un impacto en el seguro de pensiones, señaló Patricia Borja, experta en temas de seguridad social. “La pandemia ha tenido un impacto muy significativo en el seguro de pensiones, porque ha habido muchos afiliados que han fallecido y como efecto de eso ha tenido que entregar pensiones por viudedad y orfandad”.

Frente al aumento de pensionistas, el 10 de diciembre pasado el Consejo Directivo del IESS aprobó un incremento al seguro de pensiones de USD 70,3 millones a lo presupuestado para ese año, que pasó de USD 5 572,5 millones a USD 5 642,9 millones. Solo para el montepío el incremento fue de USD 50,2 millones, los USD 20,1 restantes para jubilaciones.

“En 2021 hubo gastos que no estaban presupuestados y que generaron muchas obligaciones para el seguro de pensiones y una de ellas son los montepíos”, dijo Borja.

El fondo de pensiones depende del aporte del 40% que debe hacer cada año el Estado. Este 2022 está presupuestado USD 1 585,6 millones. De este monto, USD 1 436 millones es para el seguro de pensiones. “Si el Estado no cumple, el IESS debe tomar recursos de la reserva (ahorro) administrada por el Biess, para cumplir”, dijo Borja.

Actualmente, este fondo tiene cerca de USD 5 000 millones que servirán para cubrir obligaciones por unos dos años, señaló Francisco Cepeda, presidente del Consejo Directivo del IESS.

El financiamiento estatal del 40% no se ha cumplido oportunamente. Hasta septiembre de 2021, el Estado tiene una deuda de USD 2 807 millones solo por este concepto. El monto total de lo adeudado asciende a USD 8 175 millones, según estimaciones del IESS.

El Estado también presupuestó para este 2022, USD 1 000 millones por deudas atrasadas al Seguro, de los cuáles se destinarán USD 526,5 millones para el fondo de pensiones. Las autoridades del IESS y del Ministerio de Finanzas buscan concretar un acuerdo de pagos en el primer trimestre de este año, para que se transfieran esos valores.

El Fondo de Pensiones del IESS tiene un déficit de caja desde 2014. Esto quiere decir que lo que aportan los afiliados no alcanza para cubrir el pago de prestaciones jubilados. De 2015 a 2018, el Estado dejo de hacer el aporte del 40%. La Corte Constitucional estableció en 2019 que el Estado debe hacer ese aporte obligatoriamente.
El déficit del fondo de pensiones es “preocupante”, dijo Borja, y agregó que “las alarmas sobre la insolvencia no son nuevas”.

Un informe de la Contraloría de 2017 señaló que en 2021 iba a haber problemas en el seguro de salud. Y un informe de la Organización Internacional del Trabajo, de 2020, ya señaló que la pandemia afectaría al Seguro por el alza de la tasa de desempleo, los niveles de informalidad y la disminución de los afiliados activos.

El Banco Mundial, en un estudio de 2021 sobre el fondo de pensiones, señaló que el déficit llegó en 2020 a USD 1 895 millones y aumentará a 2 800 millones en 2025. Entonces, ya habrá problemas para cubrir las pensiones jubilares.

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba