Unicef llama a mantener las escuelas abiertas pese a ómicron en Ecuador

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) llamó este viernes a mantener las escuelas abiertas en Ecuador incluso a pesar de la propagación de la variante ómicron de la covid-19, para evitar “un año más de aprendizaje interrumpido”.

En un comunicado fechado en Quito, y en Nueva York, donde Unicef tiene su sede, subraya que este 2022 “tiene que ser el año en que la educación y el interés superior de los niños tengan prioridad”.

El Ministerio de Educación anunció la semana pasada la suspensión de clases presenciales en todos los niveles educativos del país, en línea con las recomendaciones de las autoridades que gestionan la pandemia, a la luz del rápido aumento de contagios de la covid-19.

El Fondo reconoce la incertidumbre que provoca la nueva variante, que los expertos en salud pública y científicos se esfuerzan por comprender y ha llevado a muchos gobiernos a analizar si mantener las escuelas abiertas.

“Una cosa sí sabemos con certeza: Otra oleada de cierres generalizados de escuelas sería desastrosa para los niños. La educación presencial es necesaria y urgente”, asegura Unicef.

Y pone de manifiesto que los niños, niñas y adolescentes han sufrido ya las consecuencias de la pandemia con la pérdida de aprendizaje, afectaciones a la salud mental, exposición a la violencia y maltrato, o la limitación de las habilidades sociales.

“Todas estas consecuencias -advierte- afectarán al rendimiento educativo de los niños y su participación en la sociedad, así como a su salud”.

Estima que esta generación de niños en edad escolar podría perder colectivamente 17.000 millones de dólares en ingresos potenciales de por vida.

Fuente Ecuavisa

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba