Unas 80 empresas han acogido el símbolo Kosher para vender localmente y exportar

El envío de un contenedor de 20 pies con productos de Tortolines marcó el inicio de las exportaciones de Inalecsa a Israel. A ese país se destinaron las variantes de sal, picante, ajo y maduritos. Se comercializarán en supermercados y tiendas de conveniencia de esa nación.

Israel es el décimo mercado de exportación al que van los productos de Inalecsa. Ese es un mercado que exige altos estándares de calidad e inocuidad alimentaria. Además, hay un alto número de consumidores que buscan productos solo con certificación Kosher.

Para los judíos, ese sello representa una garantía de que el producto fue elaborado de acuerdo con las leyes bíblicas milenarias relacionadas con la pureza espiritual y normas que avalan la calidad y limpieza.

Inalecsa cuenta con varios certificados y uno de esos es el kosher para productos de maíz Tostitos y Tortolines clásico. Hugo Valdés, director general de Inalecsa, dice que tener esta certificación en el producto de Tortolines de sal es una ventaja para entrar en ese mercado. Los productos se fabrican bajo la supervisión de la División Kashruth de la Unión Ortodoxa.

Actualmente, unas 80 empresas que operan en Ecuador han obtenido el sello Kosher emitido por agencias certificadoras. Kosher Ecuador y Aleph Kosher, por ejemplo, representan localmente a certificadoras reconocidas internacionalmente.

La Fabril, Salica del Ecuador, Ferrero del Ecuador, Inalecsa, Incopalmito, Snob, Ile, Oriental, Iris, Terrafértil, Nestlé son parte del grupo de empresas que han obtenido certificaciones Kosher. Una parte de sus productos se expende localmente, pero la mayoría usa los sellos para ventas al exterior, no solo en Israel, sino a diferentes naciones.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba