Política

Por unanimidad, Asamblea aprobó Reformas a la Ley de Legalización de Tierras

Con 105 votos a favor, la Asamblea Nacional aprobó el Proyecto de Reformas a la Ley de Legalización de la Tenencia de las Tierras a favor de los moradores y posesionarios de predios que se encuentran dentro de la circunscripción territorial de los cantones Guayaquil, Samborondón y El Triunfo.

La propuesta garantiza el derecho al hábitat y vivienda digna y adecuada a los moradores de estos asentamientos. Además, busca ampliar los usos del suelo, no únicamente para vivienda, sino para actividades comerciales. De lo contrario, se obligaría a los habitantes a desplazarse varios kilómetros, para acceder a bienes y servicios como salud, educación, adquisición de víveres, recreación, entre otros.

Desde la aprobación de la Ley Reformatoria del 2013, se duplicó el número de construcciones informales en el sector Monte Sinaí, indicó Fausto Terán, vicepresidente de la Comisión de Gobiernos Autónomos. Actualmente, 15.000 familias se encuentran en una situación de inseguridad, respecto a la tenencia de tierra, que afecta su calidad de vida, acotó el legislador. A fin de agilitar la obtención de los registros de la propiedad sugirió la eliminación de ciertos apartados del Proyecto, como la solicitud del certificado de posesión, que debe ser otorgado por el Ministerio rector.

Henry Cucalón, indicó que la eliminación de la fecha límite (28 de diciembre de 2010), en la que un predio debía posesionarse y construirse, fomenta las invasiones. De modo que, cree que no es un mecanismo efectivo para impedir asentamientos informales. Además, afirmó que tanto el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) como la Municipalidad de Guayaquil, deben ofrecer los servicios básicos de calidad que la comunidad se merece, tras la legalización de sus terrenos.

En esta misma línea, Octavio Villacreses aseguró que el problema de la tenencia de la tierra es histórico y debe concluir. La Reforma pretende dar tranquilidad a la población de Monte Sinaí, que ha sufrido ilegitimidad y falta de atención municipal. De ahí que no solo es necesaria la legitimación de las tierras, sino que el Municipio de Guayaquil permita el acceso a servicios públicos de calidad a la población. Monte Sinaí debe contemplar un nuevo límite urbano y ser declarado como zona urbana para alcanzar su desarrollo socioeconómico. /Asamblea

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar