Una operación policial deja 23 muertos en una favela de Río de Janeiro en un intenso tiroteo con narcotraficantes

Los habitantes de la favela de Jacarezinho, en la zona norte de Río de Janeiro, volvieron a ser testigos este jueves de un  intenso tiroteo entre la Policía y los narcotraficantes, que terminó con un saldo de 23 muertos, uno de ellos un agente. 

La Policía dijo que la operación se llevó a cabo después de que se informase de que bandas de narcotraficantes reclutan a menores de edad para realizar acciones criminales. 

“Los criminales llevan a cabo prácticas como el narcotráfico, robo de carga, asaltos contra peatones, homicidios y secuestros de trenes SuperVia [urbanos], entre otros delitos que se practican en la región”, indicó.

Desde primera hora de este jueves, los tiroteos impidieron a los vecinos salir de sus casas. Una mujer relató a G1 que no pudo llegar a su boda, mientras que otra tenía una cesárea programada, pero no consiguió ir al hospital. 

Los tiroteos alcanzaron a dos personas que se encontraban en una vagón de metro. Videos que circulan por las redes sociales muestran a los heridos y el terror y la angustia vivida. También se ve a los helicópteros sobrevolando la zona.

Jacarezinho es considerada una de las zonas de control de la facción Comando Vermelho, una de las mayores organizaciones de narcotraficantes del país. 

La Red de Observatorios y Seguridad criticó que la Policía “no respetó” la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF), que prohibió las redadas durante la pandemia limitándolas solo “a casos excepcionales”.

La diputada federal Talíria Petrone lamentó que en medio del “escenario dramático” que vive Brasil con la pandemia, que ya ha dejado más de 411.000 muertes, se produzcan sucesos como los de este jueves. “En Río de Janeiro, el brazo armado del estado sigue su plan genocida (…) no podemos tolerar que se banalicen las vidas”, destacó.

“Una operación policial más, más vidas que se van. Recordar que las operaciones están prohibidas en la pandemia, pero el estado viola sus propias leyes”, escribió en Twitter Gizele Martins, autora del libro ‘Militarización y censura’.

El diputado Marcelo Freixo criticó que la operación se llevase a cabo cuando miles de personas están saliendo de sus casas para ir a trabajar. “La política de seguridad tiene que promover a la ciudadania, no el terror y la muerte. Tiene que respetar los derechos y las vidas de los vecinos de la periferia y de los policías. Vamos a enfrentarnos al crimen organizado con inteligencia y eficacia”, espetó. 

Según un estudio publicado por Geni, un grupo de investigación de la Universidad Federal Fluminense, entre junio de 2020 y febrero de 2021, la Policía mató a 685 personas en este estado. El 85 % de las muertes ocurrieron en la zona metropolitana de Río de Janeiro. 

 

Fuente: actualidad.rt.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba