Una niña bangladesí que había nacido con tres piernas es operada con éxito

Choity Khatun nació con tres piernas y algunos órganos mal desarrollados. Los médicos de su natal Bangladés no sabían qué hacer con ella, hasta que una fundación de ayuda a niños con problemas consiguió que fuera atendida en un hospital especializado de Australia. Los doctores se sorprendieron de que la pequeña Choity no hubiera muerto en sus tres primeros años de vida y la consideraron un caso “único”. Después de una compleja cirugía y varios meses en recuperación, la niña ha podido caminar con normalidad por primera vez y este viernes ha vuelto a su país.

Radiografía de la niña antes de ser operada.
Radiografía de la niña antes de ser operada. AFP

El problema con Choity fue que durante el embarazo, pegado a su pelvis, comenzó a gestarse otro feto, que nunca llegó a desarrollarse, según explicó a la agencia France Presse el jefe de cirugía pediátrica del hospital Monash, de Melbourne, Chris Kimber. A la niña se le formó una tercera pierna y tenía duplicados el útero, la vagina y el recto. “Todo estaba conectado en el lugar equivocado”, agregó el especialista.

Los médicos en Bangladés habían retirado a la niña una parte de la tercera pierna y habían abierto en su piel una salida de los intestinos, para evitar que muriera por una obstrucción intestinal. Pero Choity podría haber muerto en cualquier momento por una infección, según los especialistas.

MÁS INFORMACIÓN

  • Una niña bangladesí que había nacido con tres piernas es operada con éxito

    Operada una bebé de Costa de Marfil para separarla de su gemelo parásito

  • Una niña bangladesí que había nacido con tres piernas es operada con éxito

    La muerte de un conejo gigante en un vuelo abre otra crisis en United Airlines

  • Una niña bangladesí que había nacido con tres piernas es operada con éxito

    Los alemanes huyen de la muy provinciana Suiza

Cuando llegó a Melbourne, gracias a la fundación The Children First (Los Niños Primero), no caminaba bien, tenía incontinencia y sufría malnutrición. El equipo de médicos australianos consultó con otros expertos de Estados Unidos y Europa, y pasó meses examinando a la niña e ideando una manera de reconstruir su anatomía.

En noviembre finalmente fue operada durante ocho horas por ocho cirujanos especializados en reconstrucciones genitales y de la pelvis. La recuperación ha sido mejor de lo que esperaban, según ha declarado el doctor Kimber a la cadena local ABC. “Cuando empezamos, pensamos que la niña sería incontinente de por vida, pero fuimos encontrando músculos extra que nos permitieron reconstruir su anatomía de manera razonable”, ha dicho. “Ahora puede caminar y correr e ir al baño, y eso hará una gran diferencia en su vida de regreso en Bangladés”.

La madre de la niña, Shima Khatun, de 22 años, ha expresado su alegría después de ver a su hija de pie y caminando. Choity sufre una ceguera parcial, pero ve lo suficiente para poder andar y correr con relativa normalidad. “Ahora todo va bien. Puede jugar con los otros niños”, dijo la madre al canal de televisión Channel Nine.

fuente:http://internacional.elpais.com/internacional/2017/04/28/mundo_global/1493381171_949902.html

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba