Una nave espacial atómica para traer muestras de un objeto extrasolar

El Instituto de la NASA para Conceptos Avanzados (NIAC) recibió una propuesta de nave espacial capaz de alcanzar un objeto extrasolar, tomar una muestra y regresar a la Tierra en diez años.

Dos de estos objetos, Oumuamua y C/2019 Q4 (Borisov), han pasado por nuestro sistema solar en los últimos tres años, y debemos estar preparados para el próximo. Los datos recopilados de muestras y datos de objetos interestelares tienen el potencial de cambiar fundamentalmente nuestra visión del universo y nuestro lugar en él, destaca NIAC en un comunicado.

El diseño compacto de nave espacial propuesto por la firma USNC-Tech se basa en una novedosa batería atómica recargable (CAB) que es capaz de alcanzar 100 kilómetros por segundo (360.000 kilómetros por hora) con un sistema de energía de masa específica de 5-8 kilos por kilowatio.

La innovación central de esta arquitectura de nave espacial que hace posible esta misión es el CAB, que tiene una densidad de potencia de más de 30 veces la de Pu-238 (plutonio 238). El CAB es más fácil y económico de fabricar que el Pu-238 y la caja de seguridad se ve reforzada en gran medida por la encapsulación de materiales radiactivos del CAB dentro de una matriz de carburo robusta.

Esta tecnología es superior a los sistemas de fisión para esta aplicación porque los sistemas de fisión necesitan una masa crítica, mientras que los sistemas de radioisótopos pueden ser mucho más pequeños y adaptarse a sistemas de lanzamiento más pequeños, lo que reduce el costo y la complejidad, expone la NIAC.

Fuente: Europa Press

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba