Una de cada cuatro empresas europeas se plantean abandonar China

Casi una de cada cuatro empresas europeas en China está considerando trasladar sus inversiones fuera del país a medida que los brotes y bloqueos de Covid en curso empañan las perspectivas para la segunda economía más grande del mundo, mostró una encuesta.

Alrededor del 23% de las empresas que respondieron a la encuesta están pensando en trasladar sus inversiones actuales o planificadas fuera de China, según un informe publicado el lunes por la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China. La encuesta se realizó a fines de abril, cuando Shanghái aún estaba cerrado y las restricciones en lugares como Jilin interrumpieron la actividad comercial.

El número de empresas europeas que reevaluaron sus opciones en China fue la proporción más alta en una década en la encuesta, y también más del doble del 11% registrado en una encuesta de febrero, según la cámara. Unas 372 empresas respondieron a la encuesta de abril, mientras que 620 respondieron a la de febrero.

La política actual de China, sin una estrategia de salida de su enfoque de tolerancia cero para combatir las infecciones, “no deja a la sede más opción que buscar otras ubicaciones“, dijo Bettina Schoen-Behanzin, vicepresidenta de la cámara. “El mundo no espera a China”.

De las empresas que consideraron un cambio en la inversión, el 16 % dijo que estaba buscando reubicarse en el sudeste asiático, mientras que el 18 % dijo que estaba buscando en otra parte de la región de Asia-Pacífico. Alrededor del 19% dijo Europa, el 12% dijo América del Norte y el 11% dijo el sur de Asia.

China ha comenzado a aliviar algunas de sus restricciones de Covid, pero la recuperación económica ha sido mixta . En mayo, la producción industrial aumentó inesperadamente, mientras que el gasto de los consumidores y el mercado inmobiliario continuaron contrayéndose. Las perspectivas para el resto del año siguen siendo inciertas, ya que Beijing sigue dependiendo de los cierres y otras restricciones para contener el virus.

“Nadie se va de China”, pero el tema son las nuevas inversiones, dijo el embajador de la Unión Europea, Nicolas Chapuis , en una entrevista el lunes. Las empresas europeas “están retrasando las decisiones porque todo el mundo está esperando una estrategia de salida en China por las restricciones de Covid”.

“Tendremos que esperar para ver si el gobierno de China decide alinearse con el resto del mundo”, dijo Chapuis. Las empresas extranjeras han luchado significativamente con las restricciones: las empresas industriales extranjeras que operan en China vieron una caída de ganancias del 16,2 % de enero a abril, mucho peor que la caída del 0,6 % en las empresas privadas chinas. Las empresas estatales registraron un repunte en las ganancias del 13,9% durante ese tiempo.

No está claro cuándo se recuperarán los sectores inmobiliario y automotriz, dos importantes impulsores de la economía, dijo Schoen-Behanzin. Las firmas estadounidenses también han reportado desafíos recientemente. Solo el 31% de las empresas manufactureras y de servicios encuestadas por la Cámara de Comercio Estadounidense en Shanghái a principios de este mes dijeron que estaban en pleno funcionamiento. De los que operaban a menos de su capacidad total, la mayoría informó que al personal le resultaba difícil viajar al trabajo.

Fuente: Revista El Economista 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba