Una Asamblea cada vez más fragmentada tiene pendiente la reforma constitucional para desaparecer al CPCCS

Un bloque de Alianza PAIS (AP) totalmente fragmentado, la asistencia de alternos en lugar de principales por época electoral, algunas ausencias o abstenciones del lado de la oposición y la unidad del bloque correísta o de la Revolución Ciudadana (RC) fueron los factores que impidieron que el pleno de la Asamblea apruebe tres proyectos de enmiendas constitucionales, la noche de este jueves 14 de febrero.

Las consecuencias de negar las tres iniciativas son: que el Consejo de Participación Ciudadana (CPCCS) conserve las atribuciones de designación de autoridades de trece organismos de control y justicia del país, que los requisitos para ser fiscal y contralor no sean modificados, y que no se incluya a los kilómetros viales como un nuevo criterio para la distribución de recursos para provincias (este último punto concluye mañana en el pleno, pero ya fue votado).

Si bien las posibilidades de realizar estos cambios vía enmienda están totalmente cerradas en la Asamblea, porque ninguna de las tres iniciativas alcanzó los 91 votos necesarios para su aprobación; para el CPCCS aún queda pendiente una reforma parcial a la Constitución que busca desaparecerlo. Este proyecto ya cuenta con informe para segundo debate, pero la Presidencia de la Asamblea aún no ha resuelto cuándo lo incluirá en el orden del día del pleno.

Aunque para aprobar esta reforma parcial a la Constitución se requiere solo de 70 votos (y luego referéndum), después de lo ocurrido la noche del jueves en la Asamblea es incierto que el pleno logre aprobarla, pues la votación del jueves por la noche demostró que existe un bloque sólido que promedia los 35 asambleístas que están en contra de todo cambio a la Carta Magna, este es el bloque correísta que, incluso con sus alternos, mantuvo la línea de la negativa en las 22 votaciones que se produjeron ayer, artículo por artículo, en los tres proyectos.

A esto hay que agregar que los asambleístas del otrora fuerte bloque oficialista de AP ha sufrido varias deserciones en los últimos meses de este periodo legislativo, y los que -en teoría- aún quedan, tampoco votan homogéneamente; y que algunos asambleístas de la oposición se ausentaron o se abstuvieron.

En la primera votación, la que quitaba atribuciones al CPCCS, que se negó a seis votos de los 91, se registraron ocho ausencias de Esteban Albornoz, José Serrano, Alberto Arias, Teresa Benavides, Juan Francisco Bustamante, José Agualsaca (según el listado de votación oficial de la Asamblea, aunque este asambleísta está en campaña), Leonardo Chang (alterno de Mónica Brito, candidata correísta) y hasta Lenin Cedeño (alterno de Tanlly Vera – CREO).

Y ocho abstenciones de Fausto Terán, Lenín Plaza, Johanna Cedeño, Jacinto Espinoza que entraron a este periodo legislativo con AP; pero también de la oposición: Mae Montaño (IND), Freddy Alarcón (SP), Gabriela Saltos (CREO) y Alexandra Ramón. En contra, algunos de AP y aliados como Rubén Bustamante y Silvia Salgado.

«Los correístas nunca estuvieron de acuerdo (con quitarle al CPCCS atribuciones), lo que sí sorprendió (de la votación) fue el voto (en contra) de algunos del ala morenista, que no sé ya que son, si ya están a los pies de (Andrés) Arauz, pero los votos de ellos fueron determinantes», opinó el asambleísta de la Comisión Ocasional de Enmienda, Héctor Muñoz (IND).

En tanto, Jeannine Cruz (CREO), ponente del tercer proyecto, sostuvo que uno de los factores que incidió en la votación fue la presencia de los alternos en lugar de los principales que están en campaña electoral y que «debería primar la coherencia y la sensatez por sobre los intereses partidistas», agregó.

Fausto Terán (antes de AP) expresó que no hubo acercamientos para lograr los 91 votos y que él se abstuvo porque quitarle las atribuciones al Consejo para que se encargue la Asamblea no es una reforma de fondo. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba