Un cruce de oficios en el Gabinete desembocó en la salida de Luis Gallegos de la Cancillería

El Ministerio de Relaciones Exteriores permanece sin su principal autoridad, un día después de la intempestiva renuncia del embajador de carrera, Luis Gallegos, tras ocho meses de gestión.

La mañana de hoy, viernes 12 de marzo del 2021, el vicecanciller, Arturo Cabrera Hidalgo, fue presentado como Ministro encargado, en un evento. Sin embargo, la oficina de prensa aclaró que se trató de un error porque el presidente Lenín Moreno aún no ha aceptado la dimisión de Gallegos y no ha designado un reemplazo.

El Primer Mandatario tampoco se ha referido públicamente -o en sus redes sociales- como lo ha hecho cuando salieron otros de sus colaboradores. En una escueta carta, Gallegos atribuyó su renuncia a “motivos estrictamente personales”.

Fuentes de la Cancillería indicaron a este Diario que la renuncia de Gallegos no se dio por el impasse diplomático entre Ecuador y Argentina por unas declaraciones del presidente de ese país, Alberto Fernández, contra Moreno, sino por una “desautorización” que tuvo del secretario de Gabinete, Jorge Wated.

El problema se produjo cuando el 10 de marzo pasado Wated, a través de un oficio, contradijo un memorando emitido seis días antes por Gallegos para el retorno de los embajadores de Ecuador en Panamá, Perú, Suiza y la Santa Sede, entre otros funcionarios.

“En relación al Memorando Nro. MREMH-MREDH-2021-0156-M de 4 de marzo de 2021, suscrito por el Luis Benigno Gallegos Chiboga, ministro de Relaciones Exteriores, mismo que, en lo principal alude a procedimientos de desvinculación y cesación de funciones y más aspectos inherentes a los indicados procedimientos tales los casos de envío de cartas de renuncia e inicio de trámites para su retorno, me permito manifestar que el señor Presidente de la República, mediante Decreto, en su debida oportunidad impartirá las disposiciones pertinentes; sin embargo de lo anterior, se recomienda la organización de su agenda de manera que las actividades planificadas en correspondencia a sus funciones competencias no se interrumpan”, dice el oficio de Wated.

En cambio, Gallegos en su memorando instruía a los diplomáticos que “(…) para facilitar un retorno ordenado, se ha considerado como fecha razonable para la cesación de funciones el 30 de abril de 2021”. Este Diario tuvo acceso a ambos documentos.

La experta en temas diplomáticos Catalina Barreiro explicó que al finalizar un Gobierno el retorno de embajadores es algo que se estila “por delicadeza y respeto político” para el nuevo presidente electo.​

“Pero también el próximo Gobierno tiene la capacidad de evaluar quién se queda y quién se va, más allá de que permanezcan hasta el 25 de mayo. Son de libre remoción, sin que requiera de mayor trámite”, puntualizó.

Gallegos es el tercer canciller, detrás de José Valencia y María Fernanda Espinosa, en el Gobierno de Moreno.

 

Fuente: elcomercio.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba