Un ataque con explosivos atribuido al ELN en Colombia deja seis policías heridos

REDACCIÓN.- Seis policías resultaron heridos este viernes en un ataque con explosivos atribuido al Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el departamento colombiano de Cesar.

El ataque tuvo lugar cuando seis personas prendieron fuego a la parte delantera de un camión, por lo que los agentes se enfrentaron a ellos. En respuesta, los atacantes lanzaron un explosivo que les hirió.

«Se presume que son redes de apoyo que están al servicio del ELN en esta zona del departamento», indicó el comandante de la Policía del Cesar, el coronel Jesús de los Reyes, a Caracol Radio. Asimismo, precisó que los autores huyeron del lugar.

Los agentes heridos fueron trasladados a un centro hospitalario. Tres de ellos presentan quemaduras de consideración. Asimismo, el Ejército se desplazó a la zona para restablecer la normalidad.

El ELN anunció el pasado sábado que este viernes iniciaría un nuevo «paro armado» de 72 horas en la región del Catatumbo, donde combate a la también guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) por el control del territorio.

Los «paros armados» del ELN obligan a un confinamiento de los residentes locales, ya que restringen el tráfico de personas y vehículos por las zonas afectadas. En este caso, especificó que «se respetará el derecho a transportar por las vías a los enfermos que ameriten tratamiento hospitalario» y el movimiento por «asuntos fúnebres».

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, atribuyó este viernes el «paro armado» del ELN a un «acto desesperado» de la guerrilla debido a los «golpes» que ha recibido en el último año, avisando al grupo armado de que los cuerpos de seguridad responderán con «toda la fuerza» a esta nueva amenaza.

El gobierno reprochó al ELN que anuncie un «paro armado» al mismo tiempo que reclama a Duque que reanude el diálogo de paz que se rompió hace un año por el atentado perpetrado por la guerrilla contra una escuela de cadetes de Bogotá.

El Ejecutivo exige al ELN que cese su actividad criminal, renuncie al secuestro y libere a los rehenes que aún tiene en su poder como requisitos previos a cualquier negociación. La guerrilla se niega por considerar que es una imposición unilateral.

 

Fuente: diariolasamericas.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba