Ucrania continúa evacuación de Azovstal y celebra primer juicio por crimen de guerra

Tras casi tres meses de guerra, el complejo siderúrgico de Azovstal se ha convertido en símbolo de la sorprendente resistencia ucraniana que ha forzado al presidente ruso Vladimir Putin a desistir de tomar la capital Kiev para centrarse en el este de esta antigua república soviética.

Unidades de soldados ucranianos se atrincheraron en el laberinto subterráneo de esta planta en Mariúpol, retrasando la victoria completa de Rusia en esta ciudad portuaria en el mar de Azov, muy destruida tras un largo asedio.

El martes, Moscú indicó que 265 soldados se habían rendido.

El Ministerio de Defensa ucraniano aseguró que hará “todo lo necesario” para rescatar al personal todavía recluido en la acería, pero admitió que no había una opción militar disponible.

“La misión de evacuación continúa, está supervisada por nuestra inteligencia y nuestro ejército”, dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en su discurso vespertino. “Los mediadores internacionales más influyentes están implicados”, añadió.

Su asesor Oleksiy Arestovich dijo que no harían más comentarios mientras la operación estuviera en marcha. “Todo es demasiado frágil y una palabra descuidada puede destruir todo”, afirmó.

El gobierno ruso señaló que los soldados rendidos en Azovstal, incluidos 51 gravemente heridos, fueron tomados prisioneros.

El Ministerio de Defensa publicó imágenes de soldados en camillas y dijo que los heridos fueron trasladados a un hospital en la región de Donetsk controlada por los separatistas prorrusos.

Sus homólogos en Kiev expresaron su esperanza por un “procedimiento de intercambio (…) para repatriar a estos héroes ucranianos lo antes posible”.

Moscú no precisó si los soldados serán tratados como criminales o prisioneros de guerra. Pero Putin “garantizó que serían tratados de acuerdo con las leyes internacionales pertinentes”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitro Peskov.

El líder separatista prorruso de la autoproclamada república de Donetsk, Denis Pushilin, afirmó hoy que los jefes de los militares ucranianos cercados en la acería de Azovstal en Mariúpol aún permanecen en sus instalaciones.

“Hasta ahora no han salido comandantes del más alto nivel”, señaló Pushilin, según la agencia de noticias de Donetsk.

Tribunal de Kiev inicia juicio por crímenes de guerra

En paralelo, un tribunal de Kiev inicia un juicio por presuntos crímenes de guerra, el primero de miles de casos investigados por la justicia ucraniana e instancias internacionales por este tipo de delitos durante la invasión de Rusia.

En el banquillo de los acusados se sentará Vadim Shishimarin, un soldado de 21 años procedentes de Irkutsk en Siberia, acusado de matar a un civil desarmado en el noreste de Ucrania y enfrentado a una posible cadena perpetua.

De acuerdo con la acusación, Shishimarin comandaba una unidad de una división blindada cuando su convoy fue atacado. Él y otros cuatro soldados robaron un coche y, en su huida, se cruzaron a un hombre de 62 años en bicicleta.

Por órdenes de un compañero, el acusado habría disparado y matado al civil para evitar que pudiera delatarlos, asegura la fiscalía.

Es el primer caso de presuntos crímenes de guerra en llegar a juicio de los 11.000 estudiados por la justicia ucraniana.

Además, instituciones como la Corte Penal Internacional y el  Consejo de Derechos Humanos de la ONU investigan las atrocidades atribuidas a las tropas rusas y el departamento de Estado estadounidense anunció la creación de una unidad para documentar estos delitos.

Kremlin: “No tenemos información” sobre caso de soldado ruso juzgado

El Kremlin, por su parte, aseguró que no dispone de ninguna información sobre el caso del soldado ruso juzgado en Ucrania a partir del miércoles por presunto crimen de guerra, y dijo que Kiev fabrica acusaciones de este tipo contra sus tropas.

“No tenemos hasta el momento ninguna información. Y las posibilidades de ayudar (al acusado) son muy limitadas en ausencia de representación diplomática”, dijo el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov, que tildó las acusaciones de crímenes de guerra contra su ejército de “falsas o montajes”.

Las declaraciones del portavoz llegan poco antes del inicio en un tribunal de distrito de Kiev del primer juicio por crimen de guerra en Ucrania tras el inicio de la invasión rusa.

 

Fuente: dw.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba