Tuchel admite el encontronazo entre Rüdiger y Kepa

Thomas Tuchel confirmó que Antonio Rüdiger y Kepa Arrizabalaga estuvieron envueltos en un altercado a raíz de la derrota del sábado por 5-2 ante West Brom, un partido que todavía el entrenador de Chelsea no logra comprender.

Los Blues venían firmes desde que el técnico alemán tomara el mando proveniente del PSG, pero se encontraron con una sorprendente caída frente al penúltimo de la Premier League, en el que fue su primer tropiezo con cinco goles recibidos en un partido de liga en casa por primera vez desde octubre de 2011.

Si la derrota no fue lo suficientemente negativa, al día siguiente surgieron versiones de que el defensor y el arquero español se trenzaron en el entrenamiento del plantel londinense, lo cual fue ratificado por el estratega germano.

“No fue (grave). Fue un incidente en el entrenamiento entre Toni y Kepa”, respondió Tuchel, un día antes de que su equipo se enfrente con Porto en la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Todo bajo control. “Calmamos la situación de inmediato. No quiero restar importancia a las cosas y no queremos aceptar incidentes de este tipo, pero pueden suceder porque todos son competitivos en los entrenamientos”.

Destaca a sus futbolistas. “Fue asombrosa la reacción de Toni y Kepa. Mostraron cuánto respeto se tienen el uno al otro. Tomaron aire y no quedó nada un día después”.

Charla sobre lo sucedido. “Hablamos sobre el tema y luego se resolvió. Esto es lo principal. No fue incómodo. Lo resolvieron inmediatamente después del entrenamiento de una manera honesta y humilde y me demostraron que tienen buen carácter”.

No piensa en sanciones. “No, ningún castigo hasta ahora, sobre todo por la forma en que lo manejaron. La reacción fue inmediata, dejaron claro a todos lo sucedido. Toni lo solucionó directamente, lo cual era necesario”.

Secuelas de la derrota del fin de semana. “Es muy natural que haya una reacción a un resultado y un juego como este. Es una parte importante de los deportes a este nivel, los muchachos odian perder. Entonces, si sufrimos una gran caída en un juego extraño, es normal que haya reacciones. Tienes que digerirla y aceptar que perdimos el juego. (D)

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba