Tsitsipas jugará su primera final de Grand Slam en Roland Garros

Un partido de estilos, de momentos, de una primera parte para Stefanos Tsitsipas, de la segunda para Alexander Zverev. De alegatos con sí mismos, hasta con el juez, y con un quinto parcial que dejó ver que en estos momentos, el griego es uno de los que mejor juega en polvo de ladrillo.

Este viernes, quizá en el partido más importante de su carrera hasta este momento (el del domingo lo será), Tsitsipas superó al alemán con parciales de 6-3, 6-4, 4-6, 4-6 y 6-3 para clasificar a su primera final de Grand Slam, para pelear por el título de Roland Garros, el evento principal sobre arcilla.

El tenista de 22 años, que de por sí ya hace historia al ser el primer jugador de su país en alcanzar esta ronda, tuvo altibajos a lo largo de las tres horas y 27 minutos que duró el encuentro. Comenzó concentrado jugando sobre la línea de base, se aprovechó de la irregularidad del revés de su rival y dio la sensación de poder terminar todo en tres capítulos.

Pero el alemán, vehemente, se recuperó, soltó los brazos, la muñeca sobre todo, y mejoró su porcentaje de primeros servicios. Y pasó, como la pelota, el nerviosismo del otro lado de la red, a tal punto de que igualó todo y se ilusionó con una remontada que hubiera sido extraordinaria.

Sin embargo, en el último parcial, Tsitsipas recuperó las sensaciones, la confianza, logró un quiebre vital en el quinto game y de a poco fue encaminando la victoria. El griego cerró el partido con un saque ganador, como todo un campeón, y quedó listo para esperar por Rafael Nadal o Novak Djokovic.

Lágrimas, emoción y nostalgia para un tenista que ha ido mejorando con el paso de las rondas y que ahora buscará terminar el torneo de la mejor manera posible sin importar quién esté del otro lado de la red. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba