Cifras

Trump y May, ¿colaboración arriesgada?

A muchos británicos les pareció un regalo inesperado. Justo en el momento en que Gran Bretaña se veía amenzada por el aislamiento político y económico ante la inminente salida de la Unión Europea, Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos. Este ya había alabado, durante su campaña electoral, el «brexit» y anunciado su deseo de querer pactar un tratado de libre comercio bilateral.

La primera ministra británica, Theresa May, inicialmente en contra del Brexit no se lo pensó dos veces y viajó a Washington para reunirse con el gobernante estadounidense. Fue la primera jefa de gobierno extranjera en visitar a Trump. Ambos celebraron la «relación especial” y tomados de la mano posaron ante los fotógrafos. May obtuvo lo que más deseaba: la confirmación de Trump de comenzar inmdiatamente con las negociaciones.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba