Internacional

Trump afirmó que trabaja con los armenios para resolver el conflicto en Nagorno Karabaj

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que observa progresos en las negociaciones sobre el conflicto de Nagorno-Karabaj entre las fuerzas locales apoyadas por Armenia y Azerbaiyán, y que está dispuesto a ayudar a los armenios.

“Estamos trabajando con Armenia. Tenemos una muy buena relación con Armenia. Hay muy buenas personas allí, muy dedicadas, son personas increíbles y veremos qué pasa. Creo que se están haciendo muy buenos progresos. Tenemos a un montón de gente viviendo en este país que son de origen armenio. Y vamos a ayudarles”, dijo Trump a un grupo de corresponsales en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Al ser consultado sobre si había hablado con dirigentes armenios o azeríes, Trump respondió: “No quiero decirlo, pero se está haciendo un progreso muy bueno”.

El gobierno de Trump se sumó con cautela a los esfuerzos internacionales para detener los combates entre Azerbaiyán y los habitantes armenios de Nagorno-Karabaj, apoyados por Armenia, que se encuentran en su peor conflicto en más de 25 años.

El secretario de Estado Mike Pompeo se reunió por separado este viernes en Washington con los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países en un intento de promover un alto el fuego en las hostilidades sobre la región en disputa de Nagorno Karabaj.

No hubo comentarios inmediatos de ninguna de las partes sobre las reuniones, que siguieron a los fallidos intentos de Rusia de negociar una tregua y la intervención de EEUU para promover el fin de los combates. Funcionarios de los Estados Unidos, incluido el número dos de la diplomacia estadounidense, Stephen Biegun, han pedido a los países que vuelvan a dialogar sobre el territorio.

Mientras tanto, los intensos combates se sucedieron en Nagorno Karabaj, incluso mientras se celebraban las conversaciones en Washington. Ambas partes intercambiaron acusaciones sobre el bombardeo de zonas residenciales, y las autoridades de Nagorno Karabaj dijeron que la ciudad de Martakert y varias aldeas de la región de Martuni habían sido alcanzadas por cohetes azeríes.

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán negó la afirmación y acusó a las fuerzas armenias de haber atacado durante la noche las regiones de Terter, Agdam y Agjabedi de Azerbaiyán.

Nagorno Karabaj se encuentra dentro de las fronteras de Azerbaiyán pero ha estado bajo el control de fuerzas de origen étnico armenio respaldadas por Armenia desde que terminó la guerra en ese país en 1994, cuando estas fuerzas crearon la República de Artsaj, sólo reconocida por Ereván. Los combates que comenzaron el 27 de septiembre marcan la peor escalada del conflicto desde el final de la guerra.

Según funcionarios de Nagorno Karabaj, 927 de sus tropas han muerto y más de 30 civiles también han muerto. Azerbaiyán no ha revelado sus pérdidas militares, pero dice que 63 civiles han muerto y 292 han sido heridos. Armenia no participa oficialmente en los combates.

Azerbaiyán ha acusado a Armenia de atacar sus ciudades y pueblos con artillería y misiles, lo que las autoridades armenias han negado.

El presidente ruso Vladimir Putin dijo el jueves que la información de Moscú indicaba que el número total de muertos en las casi cuatro semanas de combates se acercaba a los 5.000, una cifra significativamente mayor que la comunicada oficialmente por las partes en conflicto.

Turquía ha puesto su peso detrás de Azerbaiyán, prometiendo apoyar a su viejo aliado “en el campo de batalla o en la mesa de negociaciones”. Ha entrenado al ejército azerí y le ha proporcionado aviones teledirigidos de ataque, algo que también ha hecho Israel, y sistemas de cohetes de largo alcance.

 

Fuente: lapatilla.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar