Tomar más de una bebida alcohólica al día aumenta el riesgo cardíaco en las mujeres

Beber más de una bebida al día aumenta significativamente los riesgos cardiacos para todos, pero el consumo excesivo de alcohol es especialmente dañino, sobre todo para las mujeres, muestra una investigación reciente.

”Cuando se trata de beber en exceso, tanto los hombres como las mujeres con un consumo excesivo de alcohol tenían un riesgo más alto de enfermedad cardiaca”, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Jamal Rana, cardiólogo del Grupo Médico Permanente en Oakland, California.

Los nuevos hallazgos se basaron en datos de más de 430,000 adultos californianos de 65 años o menos.”En el caso de las mujeres, encontramos un riesgo [cardiaco] consistentemente más alto, incluso sin beber en exceso”, señaló Rana en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology, ACC).

”No esperaba estos resultados entre las mujeres de este grupo de edad más bajo, porque por lo general observamos un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca entre las mujeres mayores”, añadió y dijo: “Definitivamente fue sorprendente”. Los hallazgos se presentarán el 6 de abril en la reunión anual del ACC en Atlanta.

En el estudio, el grupo de Rana dio seguimiento a la salud cardiaca de casi 243,000 hombres y 189,000 mujeres que recibieron atención en la organización de salud integrada Kaiser Permanente del Norte de California. Los participantes tenían una edad promedio de 44 años y ninguno de ellos había sido diagnosticado con enfermedad cardiaca al inicio del estudio. El consumo de alcohol de todos los pacientes fue evaluado regularmente por los médicos de la red.

Las mujeres que beben en exceso (tres bebidas alcohólicas por día) tenían un 68% más riesgo de enfermedad coronaria que aquellas que toman con moderación, mostró la investigación
Las mujeres que beben en exceso (tres bebidas alcohólicas por día) tenían un 68% más riesgo de enfermedad coronaria que aquellas que toman con moderación, mostró la investigación

El grupo de Rana dividió a los participantes en tres grupos: bajo consumo de alcohol (de una a dos bebidas por semana tanto para hombres como para mujeres), moderado (de tres a 14 bebidas por semana para los hombres y de tres a siete bebidas por semana para las mujeres) o alto (15 o más bebidas por semana para los hombres y ocho o más bebidas por semana para las mujeres).

El estudio también rastreó cualquier historial de consumo excesivo de alcohol, definido como más de cuatro bebidas para los hombres o más de tres bebidas para las mujeres, consumidas en un solo día en los últimos tres meses.

En total, más de 3,100 personas desarrollaron enfermedad cardiaca durante los cuatro años de seguimiento que cubrió el estudio. A medida que aumentaba el consumo de alcohol, también lo hacían las probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas. Entre las mujeres, las que estaban en la categoría de consumo “alto” de alcohol tenían unas probabilidades un 45 por ciento más altas de enfermedad cardiaca que las que se encontraban en la categoría de consumo más bajo, encontró el grupo de Rana.

Los bebedores compulsivos tenían un riesgo aún mayor: tenían un riesgo un 68 por ciento más alto de enfermedad cardiaca que las mujeres que reportaron incluso un nivel moderado de consumo de alcohol.

La ingesta de alcohol también afectó al riesgo cardiaco de los hombres: los que se encontraban en el nivel más alto eran un 33 por ciento más propensos a la enfermedad cardiaca que los que estaban en el nivel moderado, encontraron los investigadores.Pero la advertencia más urgente del estudio se refiere a las mujeres, dijo Rana.

El estudio utilizó datos de 432,265 adultos, de 18 a 65 años, que recibieron atención en la organización de salud integrada Kaiser Permanente del Norte de California (Imagen Ilustrativa Infobae)El estudio utilizó datos de 432,265 adultos, de 18 a 65 años, que recibieron atención en la organización de salud integrada Kaiser Permanente del Norte de California (Imagen Ilustrativa Infobae)

”Las mujeres sienten que están protegidas contra la enfermedad cardiaca hasta que son mayores, pero este estudio muestra que incluso cuando son jóvenes o de mediana edad, si consumen mucho alcohol o beben en exceso, están en riesgo de enfermedad cardiaca coronaria”, dijo.

Beber puede dañar la salud cardiaca de muchas formas potenciales, añadió el Dr. Sean Heffron, cardiólogo del Centro para la Prevención de la Enfermedad Cardiovascular, que forma parte de Langone Heart de la NYU, en la ciudad de Nueva York. ”Puede tener un impacto en la presión arterial y en la coagulación directamente en el músculo cardiaco en sí”, dijo Heffron, que no participó en el nuevo estudio.

También puede influir en los niveles de diferentes tipos de colesterol, específicamente el colesterol HDL en la sangre, y también puede influir en el ritmo cardíaco y la conducción”. Según Rana y sus colegas, los cuerpos de las mujeres también procesan el alcohol de forma diferente a los de los hombres, lo que podría explicar la mayor vulnerabilidad de las mujeres. Los hallazgos del nuevo estudio se hacen eco de los de investigaciones anteriores, dijo Heffron.Ha habido “varias cohortes anteriores que respaldan que el consumo excesivo de alcohol se asocie con un montón de cosas malas, incluido el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria”, dijo.

Sin embargo, Rana cree que “no pensamos en el alcohol como uno de los signos vitales” de los problemas cardíacos.”Creo que se necesita mucha más concienciación, y el alcohol debe ser parte de las evaluaciones de salud rutinarias en el futuro”, dijo.Este estudio fue financiado por una subvención del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo de EE. UU. Debido a que estos hallazgos se presentarán en una reunión médica, deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Fuente:

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio