El Tesoro de Estados Unidos anunció el congelamiento de fondos y otras sanciones para 13 altos funcionarios del régimen chavista

El Gobierno de Donald Trump impuso sanciones a 13 altos cargos del Gobierno venezolano, militares y ejecutivos de la petrolera estatal PDVSA, con lo que se busca aumentar la presión sobre el presidente Nicolás Maduro para que abandone sus planes de realizar una Asamblea Constituyente.

A través de la orden ejecutiva 13692, Estados Unidos decidió imponer las sanciones contra los individuos por presuntos abusos contra los derechos humanos y corrupción, salvando por ahora al país sudamericano de sanciones financieras o “sectoriales” más amplias contra su vital industria petrolera.

La iniciativa está encaminada a mostrar al Gobierno socialista de Maduro que Trump está dispuesto a cumplir con su amenaza de imponer “acciones económicas fuertes y rápidas” si Caracas sigue adelante con sus planes para realizar el domingo una votación destinada a establecer una Asamblea Constituyente que, según los críticos, aumentará fuertemente el poder de Maduro, dijeron las fuentes.

“Como el presidente Donald Trump ha dejado en claro, Estados Unidos no ignorarán los esfuerzos en curso del régimen de Maduro para socavar la democracia, la libertad y el imperio de la ley”, dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

“Como lo demuestran estas sanciones, los Estados Unidos están del lado del pueblo venezolano en su búsqueda de restaurar en su país una democracia plena y próspera“, agregó el funcionario.

El más grave de los posibles pasos a futuro serían las sanciones financieras que suspenderían los pagos en dólares por el petróleo del país, lo que privaría al obierno del país sudamericano de una divisa fuerte, o una prohibición total de las importaciones de petróleo a Estados Unidos, el mayor cliente de Venezuela. /Infobae

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba