Terminó el primer debate de proyecto de reformas a la Ley de Educación Superior

Después de tres jornadas de análisis, hoy finalizó el primer debate del proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior (Loes). La calidad, el presupuesto, la autonomía, los procesos académicos, formativos y la investigación científica fueron algunos de los temas que salieron nuevamente a la luz.

El legislador Hermuy Calle fue el primero en intervenir. Él hizo un recordatorio de todo lo sucedido desde que se aprobó y entró en vigencia la actual Ley de Educación Superior y dijo que la calidad fue una de las grandes motivaciones. Por eso insistió en que sería un error eliminar los rankings de las universidades, porque cree que es la única forma de medir la calidad y comparar nuestra realidad con la de otros países del mundo.

Calle tampoco coincide con el criterio de dejar de intervenir en las universidades, al argumentar que es necesario tener vigilancia permanente sobre la calidad de la educación superior. “No se puede dejar a la ligera y empezar a ser permisivos”, recalcó.

También se refirió al método de financiamiento actual que funciona con un monto preasignado e insistió en que solo la competencia internacional puede hacer que la universidad resuelva los problemas de desarrollo del país.

Más ideas

Luis Pachala dejó ver su malestar porque, según dijo, se debaten las reformas sin un proceso de diálogo y con cifras. Aseguró que las reformas que se plantean no son suficientes. Es partidario de eliminar el examen de ingreso, porque en la actualidad existe desigualdad de condiciones y pidió que se regule la universidad privada para que se abaraten costos.

Las propuestas para el proyecto también incluyen temas relacionados con las artes y la cultura. La asambleísta Amapola Naranjo pidió que se incluyan acciones para que la práctica y experiencia de los artistas los habilite para ejercer la docencia y puedan trabajar en esa dirección. Lo que propone es que se homologue como experiencia los proyectos de gestión cultural y vinculación con la comunidad.

El legislador Freddy Alarcón hizo nuevamente una petición y es que se construya una universidad en Sucumbíos. Recordó que ese anhelo solo quedó con una primera piedra colocada y aseguró que una forma de reivindicarse con la Amazonía es levantar una casa de estudios superiores, para atender la demanda de cientos de estudiantes que se quedan sin acceder a la universidad por falta de recursos pues deben trasladarse hasta otras urbes.

La legisladora Soledad Buendía habló de los avances registrados en los últimos años en este tema y se refirió al papel que cumplió la Ley Orgánica de Educación Superior, que consagró la gratuidad de la educación hasta el tercer nivel, que permite que ahora se vea como un derecho. “Antes de esta importante conquista, la educación superior era un lujo, muy pocos accedíamos a las universidades. No existía un sistema de evaluación y el aprendizaje era un reto en aulas colapsadas”, dijo.

Buendía tocó, además, un punto sensible y es el de la autonomía. Para la parlamentaria “sin autonomía responsable no existe universidad y sin cogobierno no hay autonomía”. También hizo eco de que es fundamental fortalecer la educación técnica, con la repotenciación de este tipo de carreras.

El debate se cerró con la intervención del asambleísta Raúl Tello, para quien mientras no se cierren las brechas en la calidad de educación entre lo urbano y rural, no habrá un verdadero cambio en el sistema de educación superior. /Asamblea

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba