Cifras

Temer avisa que el «asustador» déficit fiscal no se resolverá en poco tiempo

Brasilia.- El presidente de Brasil, Michel Temer, calificó hoy el abultado déficit fiscal del país de «asustador» y avisó que el desfase en las cuentas públicas «no se resuelve de un día para otro», luego de que su Gobierno ampliara la semana pasada la meta anual para ese indicador.

«La previsión que hicimos es que va a llevar tiempo para reducir a cero el déficit público. Cuando hablamos de 159.000 millones de reales (unos 49.680 millones de dólares), estamos haciendo un déficit asustador», aseguró el mandatario durante la apertura del Congreso Acero Brasil, celebrada esta noche en Brasilia.

El Gobierno brasileño aumentó la semana pasada su meta de déficit fiscal para 2017 hasta esos 49.680 millones de dólares, lo que supone un alza de casi un 15 % sobre su previsión inicial, ante la reducción de las perspectivas de crecimiento por parte del mercado y una menor previsión en la recaudación tributaria.

El gobernante, en el poder desde el año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff, advirtió que ese dato negativo «no se resuelve de un día para otro» y defendió las reformas económicas de corte liberal emprendidas por su Ejecutivo y que incluyen un severo ajuste fiscal.

«Dios quiera que podemos resolverlo en cinco años, seis años, siete años. No vamos a tener la ilusión de que en poquísimo tiempo, en dos, tres años, vamos a resolver este asunto», añadió Temer, cuyo mandato concluye el 1 de enero de 2019.

El Gobierno de Brasil se había impuesto inicialmente como objetivo terminar 2017 con un déficit primario, que no incluye el pago de los intereses de la deuda pública, de 139.000 millones de reales (unos 43.440 millones de dólares), que suponen alrededor del 2,0 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

De acuerdo con datos oficiales, 2017 será el cuarto año consecutivo que el Gobierno cerrará con déficit en un momento en el que la economía brasileña intenta salir de una de las peores crisis de las últimas décadas tras la caída de más del siete por ciento del PIB en los dos últimos años.

A pesar de que entre enero y marzo de este año, según datos oficiales, el PIB se expandió un 1 %, el mercado financiero proyecta sin embargo un tímido crecimiento del 0,34 % para el presente ejercicio. EFE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba