Tel Aviv, centro de innovación donde logran convertir el aire en agua

A 60 kilómetros de Jerusalén, Tel Aviv parece distante de los conflictos sociopolíticos con los cuales se relaciona a Israel. Tiene el mayor número de empresas nuevas y la mayor inversión de Producto Interno Bruto y desarrollo per cápita, de acuerdo con el Informe de Ecosistemas de las Empresas Globales de 2018.

Durante una gira de medios con la agencia Fuente Latina, en abril pasado, la ciudad se presentó joven, liberal y llena de ideas. Hay alrededor de 5.000 startups registradas y cada año surgen unas 14.000 nuevas empresas.

Es la ciudad más costosa de Oriente Medio y la décima más cara del mundo, de acuerdo con la última encuesta anual de The Economist Intelligence Unit. Hay edificios y tiendas de lujo, barrios destinados al grafiti que han sido reconocidos internacionalmente como espacios de innovación artística, es considerada una de las ciudades más amigables con la comunidad LGBTI en el mundo y también con las mascotas, pues hay un perro por cada 17 personas y estos son aceptados en los negocios, parques, playas y demás espacios compartidos.

En las calles abundan las bicicletas, los scooters, bares, restaurantes, deportistas, los cabellos de colores, los contrastes. En las empresas parece reinar la informalidad y el espíritu cuestionador, sin importar el rango. Casi nadie usa trajes formales, mucho menos corbata. El fracaso no significa una derrota en Tel Aviv, repiten los emprendedores, significa que lo estás intentando.

Agua que surge del aire

En este ambiente innovador, surgen empresas como Watergen, que desarrolló una tecnología para convertir la humedad del aire en agua potable. La llaman ‘agua atmosférica’ y está disponible para proveer agua tanto a poblados remotos como a pequeños departamentos y oficinas.

¿Cómo es posible? Similar al funcionamiento de un aire acondicionado, la tecnología GENius™ que utilizan las máquinas de ‘agua atmosférica’ atrapa la humedad del aire y la filtra por diferentes celdas para purificarla y hacerla apta para el consumo humano. Los equipos pueden conectarse a la electricidad regular o a generadores de energía solar.

Daniel Zloczower, manager regional, explica que la idea surge ante la urgencia de llegar a sectores remotos y ante el fatal pronóstico que anuncia que en el año 2025, el 50% de la población vivirá en zonas con escasez del líquido vital.

Watergen fue fundada en 2009 y en 2012 lanzaron su primer generador de agua atmosférica, pero fue en 2017 cuando empezaron la producción en masa y ese mismo año instalaron el primer sistema en Nueva Delhi (India). En 2018 también llevaron su tecnología a Estados Unidos, para proveer temporalmente agua potable a los sectores afectados por los huracanes.

En la feria de tecnología CES 2019, Watergen ganó el premio como Mejor Tecnología para ayudar al mundo y en Israel se la considera uno de los nueve desarrollos más importantes de la historia del país de 9 millones de habitantes.

Zloczower detalla que cuentan con diferentes equipos que pueden generar desde 27 litros de agua al día, para uso domiciliario, hasta 5.000 litros al día, para comunidades. Han implementado máquinas en todos los continentes, asegura, y buscan llegar a más ciudades en convenio con gobiernos o empresas privadas. El equipo para vivienda u oficina tiene un precio de venta al público de $ 1.500.

Inteligencia artificial para mejorar la visión y la lectura

Como en un capítulo de la serie ‘Black Mirrow’, donde los personajes usan un ‘grano’ adherido a su cuerpo que graba todas sus actividades y luego puede reproducir como una película todo lo lo ocurrido, la empresa OrCam Technologies Ltd propone un dispositivo de inteligencia artificial menos invasivo pero igual de sorprendente.

OrCam My Eyes 2 es un dispositivo portátil que se sujeta a los lentes y es capaz de leer textos y reproducirlos en audio directamente al oído del usuario. También, previa configuración, puede leer códigos de barras de productos y explicar qué objeto es y reconocer rostros a distancia y avisarle al portador del dispositivo que esa persona se aproxima, entre otros usos.

“Quiero leer”, le dijo una niña con deficiencia visual a su tío, el ingeniero informático Amnon Shashua y ahí nace OrCam. Él es uno de los fundadores y, junto a un grupo de expertos, logró cumplir el sueño de su sobrina y busca reproducir esa satisfacción en el mundo.

Los usuarios solo deben dirigir la mirada hacia la señal o cartel que deseen conocer o apuntar con el dedo sobre la página de un libro, entonces el dispositivo transformará la imagen en audio. Esta tecnología también ayuda a las personas con dislexia u otros problemas de lectura o comprensión relacionados.

Rafi Fischer, director de comunicaciones de OrCam en Tel Aviv, asegura que el dispositivo garantiza la seguridad de la información que almacena, pues no necesita estar conectado a ninguna red para operar.

Rafi Fischer prueba OrCam My Eyes 2. Apunta con su dedo al teléfono y el dispositivo transforma el texto e imagen en audio.

Esta es la segunda generación del dispositivo, tiene un precio de venta al público de $ 4.500 en Estados Unidos, y la empresa continúa buscando implementar más herramientas y de mayor alcance traducir el mundo visual.

Colposcopía portátil, un aporte a la salud de la mujer 

Joven, entusiasta y ágil, como Tel Aviv, Gal Brenner, gerente de producto de MobileODT, resume un aporte a la salud femenina: Colposcopía portátil. 

La colposcopía es un examen visual al cuello uterino que permite detectar cambios celulares para tomar acciones y prevenir el cáncer u otras enfermedades que acechan cada vez a mujeres más jóvenes.

De origen uruguayo, Brenner relata que el Sistema EVA está pensado para operar en los países en desarrollo donde resulta muy difícil que las mujeres acudan a un centro de salud para realizarse un examen de cuello uterino y los médicos especialistas son escasos.

Gal Brenner muestra cómo opera el Sistema EVA, que busca reducir los casos de cáncer de cuello uterino en los países en desarrollo.

El Sistema EVA, aprobado por la FDA, está formado por la unión de un teléfono inteligente a un ‘mini’ colposcopio que permite capturar fotos y videos de alta calidad y por un software capaz de vincularse a médicos especialistas que realizan el diagnóstico.

El equipo puede operar sin conexión a ninguna red, almacenar la información y luego ser transmitida a los expertos, que incluso a distancia pueden agregar anotaciones y filtros en las imágenes para colaborar en tiempo real con el tratamiento.

EVA ha llegado a más de cincuenta países, entre ellos El Salvador, Haití, Perú y República Dominicana. Tiene un costo de $ 4.000 en Estados Unidos.

Brenner, como los demás jóvenes empresarios mencionados, se muestra feliz con su trabajo y aporte social. Y buscan más, mejorar, expandirse, descubrir. (I) 

https://www.eluniverso.com/noticias/2019/05/26/nota/7346615/tel-aviv-centro-innovacion-donde-logran-convertir-aire-agua

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba