2020, un año de grandes cambios tecnológicos

Año con cifra redonda. Ocasión idónea para sacar algo gordo que marque la pauta. Alguna innovación que llegue a sonrojar a los competidores. El año 2020 suena, sin embargo, a despedida, a un motivo para decir adiós a grandes bandas de rock and roll, para aparcar el destino y hacerlo realidad. Para intentar dar un salto en el horizonte. Es un ciclo en el que se esperan grandes cosas en la industria de la tecnología. El gran momento del cambio, de cumplir los objetivos marcados en la década anterior. Habrá que seguir el paso de algunas tendencias tecnológicas que empiezan a asomar la patita.

Auge de los móviles flexibles y plegables

En la industria de la telefonía móvil, la idea de pantallas flexibles y plegables es la que más interés está cosechando en los últimos meses. Hay mucho «hype» al respecto porque por un lado da la sensación que va a ser el futuro de los “smartphones” a partir de ahora, pero por otro visto los primeros modelos que han coqueteado con esta tecnología no es como para tirar cohetes. Al menos desde el principio. Esta temporada se van a presenciar importantes lanzamientos de Samsung y Huawei que ofrecerán estas prestaciones. Por supuesto, se espera también que otros gigantes tecnológicos como Apple den el campanazo y presenten -ya para otoño- un iPhone que rompa moldes, pero todavía es pronto para saberlo.

Facebook abandona los planes para que WhatsApp tenga publicidad (de momento)

El despegue de las redes 5G

En 2019 se dio el pistoletazo de salida de las primeras conexiones de redes móviles de quinta generación, tradicionalmente conocidas como el 5G. Una nueva tecnología que promete una menor latencia en el flujo de transmisión de los datos -el tiempo de respuesta- y mayores velocidades. Pero, además, va a suponer una oportunidad para la industria por sus múltiples potencialidades para desarrollar nuevos servicios conectados como la robotización o el coche autónomo.

«Las empresas continuarán desplegando la próxima fase del 5G, que incluirá redes privadas diseñadas para las plantas de fabricación, con vistas a permitir una mayor productividad de los empleados, eficiencia de las máquinas y un aumento de la rentabilidad. En el futuro, cabe esperar que los médicos operen a pacientes a kilómetros de distancia mediante el control de dispositivos robóticos e incluso que puedan holoproyectar en su próxima reunión. Aunque el despliegue de los dispositivos será rápido, los consumidores tardarán un tiempo en experimentar la plena realización de esta tecnología», vaticina en un comunicado Gianfranco Lanci, presidente de Lenovo.

La era de los televisores 8K

Año de Juegos Olímpicos, año de cambio de televisor. Y una oportunidad para que los fabricantes intenten meter por los ojos sus nuevas apuestas. Este 2020 se va a llevar los modelos con resolución 8K coidiendo con las primeras emisiones en esta calidad de imagen que supone hasta cuatro veces más de definición que el 4K, el estándar a perseguir todavía en la industria. Se van a ver muchos modelos, pero todo va a depender, una vez más, del contenido que se ofrezca. No va a debutar con muchas experiencias, pero eso servirá de excusa para que los consumidores que lo deseen renueven sus televisores por algunos más avanzados y preparados para el futuro. En principio, sin embargo, son pantallas de grandes dimensiones, aunque a su vez se van a empezar a ver paneles con 4K cada vez más pequeños, algo que va a servir para reducir aún más los precios de venta.

La Inteligencia Artificial deja de asustar

Es un concepto demasiado extenso como para que asistamos, de repente, a un cambio radical, pero las empresas y científicos van a continuar explorando acerca de las posibilidades de aprendizaje de las máquinas y del desarrollo de la Inteligencia Artificial. Una tecnología de la que lleva investigando decenios pero que, pese a las dudas de voces críticas, va a continuar asentándose en el mercado. Y, sobre todo, en el mundo empresarial en ese desafío de robotización de los procesos industriales. ¿Quiere decir eso que ya no va a asustar tanto? Es un gran desafío, pero los expertos creen que se van a dar nuevos pasos.

Por el momento solo las grandes empresas están utilizando la Automatización Robótica de Procesos (ARP) a una escala considerable. Para 2020 se espera ver también su utilización en pequeñas y medianas empresas. Los ingresos en software destinados a esta tecnología crecieron hasta 864 millones de dólares en 2018 y hasta 1.300 millones en 2019. «Dos tercios de los procesos financieros están automatizados, de una forma u otra. El tercio restante lo ocupan las solicitudes de información ad hoc o humanas», señala en un comunicado Aaron Harris, director de tecnología de la empresa tecnológica Sage. «El siguiente paso de la RPA es el de automatizar estos procesos. Todo ello, traerá como resultado una gestión del tiempo más útil y eficaz para cada uno de los actores implicados en las tareas».

Nuevos desafíos de la privacidad

Uno de los grandes cambios que se empiezan a asomar a la pantalla es el viraje de la industria de la publicidad digital. Las empresas tecnológicas, en un desafío por hacer una red más privada, han empezado a mover ficha para eliminar las llamadas «cookies» de terceros. Un software que ha impregnado en los últimos años internet en todo su conjunto. Pero los navegadores web están buscando otras fórmulas.

Los expertos creen que se impondrá este año un nuevo planteamiento, que sin embargo, pasará factura a los medios. «La desaparición de las cookies podría generar incertidumbre entre los profesionales del marketing. Los anunciantes necesitan prepararse para la nueva economía mixta. Las conexiones directas entre los creadores de contenido y los partners de medición permitirán por primera vez un análisis cross-media», apunta en un informe David Serrador, analista de la consultora Kantar España. «Empujará a los profesionales del marketing a medir tanto la audiencia en todas las pantallas como la eficacia de las campañas en un sentido más amplio. Otros canales, como el marketing de influencia y los nuevos dispositivos de audio, afrontarán un punto de inflexión; su credibilidad podría estar en peligro a menos que evolucione y esté a la altura de su promesa».

Cambio de ciclo en las consolas

Este año se va a dar inicio a la novena generación de consolas de sobremesa. Se espera que a final de año aparezcan las nuevas PlayStation 5 y Xbox Series X, que darán un salto a nivel gráfico. También se espera que sea el año en el que se empiece a asentar un nuevo concepto de consumo basado en los «juegos cloud», es decir, experiencias basadas en servicios de «streaming» que van a buscar nuevas formas de entretenimiento. Ahí es donde va a entrar Microsoft o Google también con fuerza con sus propias plataformas, mientras que Sony continuará reforzándose en esta materia al considerar que puede cambiar radicalmente la industria.

Impacto del «blockchain»

Es una de esas tecnologías ambiguas e incomprensibles todavía pero que los expertos agarran con fuerza para que despegue en la sociedad y en la economía. Su impacto será innegable, ya que los registros contables indelebles hacen posibles casos prácticos que marcan un antes y un después más allá de la criptomoneda. El mundo está avanzando rápidamente y dejando atrás el Bitcoin para adoptar registros contables indelebles distribuidos en las empresas, lo que sienta las bases de una transformación que es exponencialmente mayor que el efecto que las criptomonedas han tenido en el blockchain en el ámbito de las finanzas.

«Mientras que el auge de las criptomonedas continúa siendo el centro de atención en lo referente al blockchain, la mayoría de los actores del sector tienen una visión de conjunto de la tecnología y su potencial. De cara a 2020, veremos un punto de inflexión para las implementaciones más grandes, a medida que las empresas den un paso más y adopten los registros contables indelebles basados en Hyperledger, lo que representa la maduración del blockchain para casos de uso más amplios. De hecho, comenzaremos a ver cómo el blockchain se generaliza al permitir a sectores como el de la asistencia sanitaria crear registros universales de pacientes, mejorar los procesos farmacéuticos de cadena de custodia», anticipa en un comunicado Atish S. Gude, director ejecutivo de la compañía NetApp.

Apuesta por el sector servicios

Se espera que esta temporada también crezcan las iniciativas alrededor de los servicios. Una línea de negocio que muchas empresas han trabajado en los últimos tiempos, pero que a raíz de los cambios culturales y demandas sociales se aprecia como otro de los grandes desafíos de la tecnología. La idea de propiedad va a empezar a cambiar y es posible que se vean estrategias al respecto que abogan desde los modelos de pago por suscripción a otros modelos de acceso a contenidos. En Apple, por ejemplo, el segmento de servicios ha experimentado un gran crecimiento en los últimos año y se espera que continúe dándole grandes alegrías.

Fuente: https://www.abc.es/tecnologia/informatica/soluciones/abci-2020-grandes-cambios-tecnologicos-202001170143_noticia.html