Cómo convertir mi televisor en un Smart TV: aquí van 6 «gadgets» imperdibles

Las televisiones son uno de esos aparatos electrónicos indispensables en la mayoría de hogares pero rara vez se renuevan. Al menos no al mismo ritmo que otros dispositivos como los móviles. Los cambios introducidos en cada temporada son más bien escasos, pero si desde hace unos años hay una tendencia fuerte es dotarlas de nuevas funcionalidades gracias a internet.

De ahí nacieron las llamadas «smart TV», que no dejan de ser teles que se conectan a la red y se pueden realizar acciones como consumir contenidos audiovisuales a través de las plataformas de «streaming» o servicios como YouTube. Al margen de sus tecnologías de imagen, que es otra batalla, el mercado está repleto de opciones interesantes, pero en ocasiones, es cierto, conviene más hacerlas «inteligentes» que cambiar el producto por otro nuevo.

El nuevo truco de Instagram para evitar que lo utilicen menores de 13 años

Existen numerosos dispositivos multimedia que presentan, en su mayoría, similitudes pero también diferencias. Dependiendo además de las costumbres de cada usuario, es posible que interese más una opción que otra. En general, se va a poder reproducir contenido desde servicios como Netflix o HBO.

Chromecast Ultra

Es una de las opciones que mejor relación calidad-precio tiene. De pequeño tamaño, este aparato de Google da mucho juego y ofrece muchas opciones. Por lo pronto, ofrece una calidad de reproducción en «streaming» de 4K, el estándar de imagen a perseguir. Lo logra sin pestañear y da buenos resultados. Eso sí, se necesita para sacarle provecho un televisor que soporte esta calidad.

Su montaje es fácil. Tan solo hay que enchufarlo al puerto HDMI del televisor y, por medio del servicio digital, acceder a la red WiFi doméstica. Dado su sistema de ensamblado, resulta muy discreto al situarse detrás del televisor. Dispone, por si acaso, de conector Ethernet. Desde un dispositivo móvil se puede compartir contenido, incluso desde el sistema operativo iOS, la plataforma de Apple que en ciertos aspectos no siempre es compatible. Con Android, se puede proyectar la propia pantalla en efecto espejo, que para ciertas ocasiones es muy útil.

Su gran baza es que es muy intuitivo; tan solo hay que entrar en una aplicación y pulsar «enviar contenido» y, automáticamente, se reproducirá en el televisor. Existen innumerables servicios disponibles como Netflix, HBO y YouTube, o explora en alta definición más de 200.000 programas y series de TV, películas, 30 millones de canciones, juegos y mucho más. Tiene otras funciones como compartir desde el servicio Photos imágenes y darle otro uso al televisor como portaretrato. Precio: 79 euros.

Apple TV 4K

Pequeño, minimalista y competente. El reproductor multimedia de Apple ofrece grandes posibilidades para los usuarios de sus productos, compartiendo contenidos fácilmente entre dispositivos y accediendo a un sinfín de servicios digitales. En esta versión se alcanza la calidad 4K con HDR. Es compatible con Netflix, Atresmedia, HBO.

Combina con un sistema de audio compatible con Dolby Atmos y sumérgete por completo en un sonido tridimensional de una precisión milimétrica. Siente el estruendo de un avión sobrevolándote o el estallido de una tormenta torrencial como si estuvieses metido de lleno en la acción. Además, desde el mando de control se pueden dar instrucciones por voz, así como jugar a distintos juegos móviles incluso.

Desde el nuevo «Centro de Control» todos los miembros de la familia pueden crear su propio usuario y acceder de forma directa a sus contenidos favoritos. Un usuario para el padre, otro para la madre y otro para los niños. Como tiene que ser, con listas de la sección A Continuación, recomendaciones y colecciones de música y vídeos personalizadas para cada uno desde el dispositivo a través del sistema de conexión inalámbrica o el servicio en la “nube” iCloud.

Amazon Fire Stick 4K

No es una familia nueva, pero su renovación ha ganado mucho peso. Se trata del Fire Stick 4K, que como su nombre indica, permite ofrecer contenidos en calidad 4K, el estándar de imagen perseguido por la industria. Pero, además, se ha integrado el asistente digital Alexa al mando, con lo que los usuarios pueden controlar la televisión o, incluso, emparejarlo con otros aparatos domésticos de la gama Echo con simples instrucciones de voz.

El «gadget» da acceso a diferentes programas de televisión, servicios de streaming como Netflix y por supuesto Amazon Prime Video, así como consultar información de todo tipo a través de internet. No está disponible, por el momento, HBO. También funciona con Movistar Plus o el servicio a la carta Atresmedia o RTVE. La compañía estadounidense, que ha presentado el dispositivo en la feria IFA de Berlín (Alemania), ha adelantado además que se encuentra «en negociaciones» para llevar a su catálogo de servicios el próximo servicio de televisión Disney Plus.

El diseño, respecto a su predecesor, no ha variado apenas. No así sus prestaciones. Su funcionamiento es independiente y autónomo, puesto que su instalación no requiere demasiada complejidad; únicamente enchufarlo al televisor y darle permiso a la red WiFI doméstica, los usuarios pueden gestionar los contenidos digitales. Desde una aplicación para dispositivos móviles también se puede transferir algunos contenidos con relativa facilidad, como el servicio de reproducción de música en streaming Spotify. La gran baza del aparato es, sin duda, el control remoto por voz a través del asistente Alexa.

Roku Streaming Stick

Esta es otra opción interesante. Se puede comprar por servicios de internet, que para el caso es lo mismo. Es liviano y minimalista, a la par que muy discreto. Y eso es una idea brillante porque es fácilmente transportable. Su calidad de imagen es más que decente, soportando Full HD, aunque es capaz de manejarse bien en calidades superiores para reproducir contenido a 4K con HDR. Y control por voz desde el mando a distancia, que es intuitivo y fácil de manejar aunque algo ostentoso. Se puede utilizar la aplicación móvil para subir el volumen de sus programas sin molestar a nadie en casa. Es compatible con servicios dse «streaming» como HBO, Google Play Music y Amazon Prime Video.

Engel TV Box

De bajo coste pero equilibrado. Este receptor funciona con sistema Android TV y, al igual que otros rivales, permite reproducir contenidos en calidad 4K y soporta HDR, así como calidad de audio Dolby. Da buenos resultados, aunque su estética es sobria y austera. Cuenta con un puerto HDMI. Funciona con el asistente digital Assisant de Google. Tiene accesos directos a servicios como Netflix. Funciona por Bluetooth y se puede utilizar como una consola básica.

Xiaomi Mi Box

Este descodificador soporta calidad 4K y compatible con vídeo HDR. Control remoto de voz Bluetooth incluido. Incluyendo programas de YouTube, Sling TV, Netflix, Vudu. Con este aparato se puede transmitir contenidos multimedia, jugar y divertirse durante horas accediendo a los mejores programas, éxitos taquilleros, cadenas de radio y vídeos virales. Es muy completo y la mejor calidad-precio en estos momentos.

Incluye Google Cast, que te permite transmitir programas, películas, música y demás desde tu teléfono, tablet o portátil al televisor. Un inconveniente es la versión del sistema operativo, que es bastante obsoleta. A su vez, cuenta con un gran arsenal de puertos adicionales como un USB para añadir archivos externos. Solo funciona por conexión WiFi.

Fuente: https://www.abc.es/tecnologia/informatica/hardware/abci-como-convertir-televisor-smart-aqui-6-gadgets-imperdibles-201911240228_noticia.html