Ahora las ‘apps’ de citas les apuntan a los maduros

Todavía recuerda la primera vez que pisó una discoteca después del divorcio: se deprimió tanto que se fue. “Si este es el mundo que me espera, estoy complicado”, dice que pensó mientras daba media vuelta y enfilaba hacia la puerta. Al filo de los 50, el sociólogo Gustavo Sprei había terminado un matrimonio de 24 años y experimentaba las primeras salidas de soltero. Pero la noche nunca había sido su aliada y las discotecas seguían siendo territorios inexpugnables para él. Hasta que en una cena, un amigo le contó sus aventuras y desventuras amorosas en Match.com, un conocido sitio de citas. “No estaba enterado de que existían ese tipo de cosas. Siempre mantuve mi vida amorosa al margen, tampoco mis hijos me habían hablado de esto –recuerda–.

Esa noche llegué a casa y me registré. Escribí mi perfil y al poco tiempo ya estaba teniendo salidas. Así empecé”, cuenta Gustavo, que hoy tiene 58 años y volvió a apostar a la pareja: en 2017 se casó con Mariana Flores, abogada de 53 que conoció a través de la plataforma. 

Hay ‘match’ después de los 50. Especialmente a través de los sitios y ‘apps’ de citas que hoy, tras la explosión de Tinder, empiezan a surgir pensadas para este público maduro que está en la búsqueda de una segunda, tercera o cuarta vuelta en el amor. Lumen, OurTime y Finally son algunas de las aplicaciones que se diseñaron para este segmento de más de 50, que de ninguna manera está en retirada. El estudio Solteros en Latinoamérica, elaborado por Match.com, reveló que “la mayor cantidad de solteros (42 %) se encuentra entre personas de 50 a 59 años”. A ese grupo le sigue el segmento que va de los 40 a los 49 años (29 por ciento). Como era de esperar, los líderes de la industria tomaron nota de estas cifras y trataron de enmendar el olvido hacia este colectivo largamente ignorado. 

Así surgieron ‘apps’ de citas pensadas para los que pasan los 50. Hace poco, en una especie de mea culpa, el creador de Badoo (‘app’ muy popular entre los jóvenes), el ruso Andrei Andreev, declaró: “La franja de personas que superan los 50 años ha sido ignorada por los servicios de ‘dating’ durante años”, señaló, mientras participaba de la presentación de Lumen. Aunque la ‘app’ fue creada por Antoine Argouges y Charly Lester, Andreev apoyó el proyecto e invirtió cuatro millones de euros. Por su parte, los creadores contaron que diseñaron una ‘app’ pensada para los padres solteros de sus amigos. 

“Hemos construido el tipo de herramienta que recomendaríamos a los padres de nuestros amigos”, dijo Lester, quien explicó que para evitar “intrusos” o gente por debajo de la edad, la ‘app’ solicita al momento de registrarse una selfi, que luego es autentificada por un algoritmo. 

Esta especie de “revolución sénior” del amor es algo que ratifica Federico Volinsky, CEO y creador de BlindLove, una ‘app’ argentina que se posiciona dentro del universo de las ‘apps’ de citas como “la más romántica”. El nombre mismo lo explica: se priorizan las afinidades en lugar de la imagen. La foto de perfil empieza siendo borrosa y se va aclarando a medida que se van mostrando coincidencias, hasta que, finalmente, después de algunas conversaciones, se logra ver con claridad a la otra persona.

Fuente: https://www.eltiempo.com/tecnosfera/apps/aplicaciones-de-citas-para-gente-de-mas-de-50-anos-402174