Aliada de la limpieza

En el mercado existen varias marcas de aspiradoras robots que prometen hacer lo que dicen, pero a la larga son más las decepciones que, al final, se convierten en una compra inútil. Esto no pasa con la Hombot Square Turbo de la marca surcoreana LG. La versión probada es la VR9647PS, el más alto en la gama del fabricante. Lo primero que llama la atención es su forma casi circular que ayuda al dispositivo al momento de sortear los espacios cerrados o esquineros. Sus medidas son 340 mm por 340 por 89 mm, y su peso de 3 kilogramos la hace ideal cuando hay que trasladarla de un lugar a otro dentro de una casa o departamento.

La prueba a la que se la sometió fue en una suite de 80 m2, sin desniveles en el piso. Antes de accionar la aspiradora hay que leer las instrucciones de uso dadas por el fabricante. Luego de eso, su control es muy fácil.

En la parte superior tiene el sensor en el que se registran las dimensiones y la forma del lugar que va a limpiar. También tiene una pantalla led con texto de color rojo, que da información básica como el modo de limpieza activado o bien la autonomía que le queda a la batería. Todas las indicaciones (tiene más de 120 alertas vocales disponibles) son por mensaje de voz que se lo puede configurar en siete idiomas, entre ellos el español.

Se puede interactuar con el control remoto o mediante una aplicación disponible para iOS y Android y que se puede usar incluso si el usuario está fuera de casa (para esto debe configurar el aparato con la señal wifi de su casa).

En la parte superior del aspirador hay una tapa que cubre casi todo el dispositivo. Allí se encuentra, ocupando el mayor espacio, un cajoncito a modo de caja de herramientas, el cual se convierte en el depósito (capacidad de 0,6 litros) del polvo, tierra, pelos, lana, pelusa. En esta cajita viene adherido un cepillito para limpiar. Una vez sacado el depósito -el cual se recomienda lavar en cada limpieza- es fácil desprender el resto de componentes (una pequeña de espuma que protege a su vez el filtro principal) para hacer un completo aseo. No es nada complicado. Eso sí, hay que tener cuidado de no usar la aspiradora robot en pisos mojados o en el que existan piezas que puedan atascar el aparato o dañar el depósito en mención.

Ya en la parte de la limpieza tiene 3 cepillos: 2 a los lados a modo de escobillones pequeños que se encargan de limpiar las esquinas y que sobresalen fuera del robot; y el cepillo principal tipo rodillo. Abajo, la máquina se ve respaldada por dos ruedas acompañadas de otras dos a modo de guía, pero que son más pequeñas. Unos cuantos otros sensores completan el panorama.

No es ruidosa. Si el espacio donde trabajará la aspiradora tiene muchos obstáculos (sillas, muebles, mesas, entre otros), lo ideal es el Modo celda por celda, pero también puede configurarla con la función Mi Espacio que, con el control remoto, delimita una zona concreta para poder limpiarla.

Cuando detecta una alfombra, se activa el turbo automático, lo que la hace más potente, pero la batería se gasta más rápidamente. Cuando baja de la alfombra, vuelve automáticamente a modo Normal.

Si no quiere llegar a casa y barrer todos los días, esta es una excelente opción. La limpieza, según el lugar (donde se la probó no se abren ventanas nunca), es completa. Si programa a la Homebot, esta iniciará la limpieza a la hora que usted decida, y además, con su cámara usted puede ver lo que sucede en su casa en tiempo real desde su teléfono inteligente. Así, cuando llegue a su hogar, encontrará su piso muy limpio y el robot en su estación de carga. Chévere, ¿no?

https://www.eluniverso.com/larevista/2019/05/12/nota/7320998/aliada-limpieza