Los mejores discos SSD para llevar tus datos a todas partes

¿Eres de los que habitualmente lleva una memoria USB encima con todos tus archivos? ¿Utilizas un disco duro para almacenar contenidos multimedia y luego verlos en el televisor? ¿Guardas una copia de seguridad de las fotos del móvil? Si la respuesta es afirmativa, es posible que te interese tener una unidad de almacenamiento SSD portátil.

Este tipo de unidades son diferentes a los discos duros tradicionales: no tienen componentes móviles ya que emplean lo que se conoce como memoria no volátil NAND flash formada por pequeños semiconductores (un sistema similar a la que utilizan tarjetas de memoria). Gracias a ello, son más fiables, más resistentes y soportan mejor los golpes, las caídas y las vibraciones. Por si eso fuera poco, son capaces de ofrecer una gran capacidad interna en un tamaño muy compacto, facilitando además que podamos llevarlos siempre con nosotros.

Aunque llevan ya años en el mercado, su precio era bastante elevado, por lo que les ha costado hacerse un hueco en los hogares. Esta situación ha cambiado y ya es posible conseguir un disco de este tipo por menos de 100 euros.

Nuestra selección: las 5 mejores

Para seleccionar los productos de esta comparativa, hemos consultado los catálogos de los principales fabricantes y explorado las principales tiendas online. ¿El objetivo? Encontrar modelos con un precio inferior a los 150 euros y una capacidad interna superior a los 240 GB.

Este es el listado de otros criterios que hemos tenido en cuenta:

  • Diseño. Definitivamente, no es el aspecto más importante. Por eso, en lugar de valorar lo puramente estético, nos hemos fijado especialmente en la ligereza o en la durabilidad de la construcción.
  • Capacidad interna. Muchos de los modelos están disponibles con capacidades de hasta 2 TB; cifra que hace que su precio suba por encima de los 200 euros. Para hacer una selección en la que el coste no se dispare y que los productos compitan en condiciones similares, nos hemos fijado especialmente en su opción más económica.
  • Velocidad de copia de archivos. Cada disco SSD cuenta con sus propias especificaciones técnicas y son más o menos rápidos a la hora de copiar los archivos.
  • Software de copias de seguridad y control incluido. Sus funciones, facilidad de uso, entre otros aspectos.
  • Accesorios. ¿Vienen con cables? ¿adaptadores? ¿cómo son?

De esta manera, los ejemplares seleccionados han sido, por orden alfabético, los siguientes: HyperX Savage Exo (8,35), Samsung Portable SSD T5 (8,5), Sandisk Extreme Portable SSD (9,5), Sony Stylish Compact (8,75) y WD My Passport SSD (8,5).

Nuestra elección como el mejor disco SSD ha sido el Sandisk Extreme Portable. En las pruebas realizadas ha sido el más rápido y eficaz; además, su cuerpo compacto y ligero lo convierte en el más adiente para transportar archivos con la mayor seguridad y comodidad posibles.

Así las hemos probado y analizado

Para las pruebas nos hemos centrado en tres aspectos. El primero es la resistencia al día a día, trasladándolos en bolsos, bolsillos y mochilas. El segundo, la facilidad de uso y utilidad de los programas que incluyen (en caso de que los tengan). Por último, hemos comprobado la rapidez con la que copian y borran archivos. Entre otras cosas, también hemos cronometrado cuánto tiempo tarda cada SSD en copiar una carpeta repleta de documentos de texto, audio y vídeo de 40 GB desde el disco duro del ordenador. ¿Quieres saber cuál es el más rápido?

1. Sandisk Extreme Portable SSD de 250 GB: el mejor

Los mejores discos SSD para llevar tus datos a todas partes
Los mejores discos SSD para llevar tus datos a todas partes

La primera impresión de este disco es muy positiva; quizá la mejor a simple vista. Es el más compacto, muy ligero (su peso no alcanza los 40 gramos) y además tiene un acabado engomado que hace que tengamos la sensación de que va a resistir a cualquier eventualidad —también es todo un imán para el polvo y las pelusas—.

FICHA TÉCNICA

Puertos e interfaces: USB tipo C 3.1.

Peso: 78,9 gramos.

Almacenamiento: Desde 250 GB.

Condiciones ambientales: Intervalo de temperatura operativa 0 – 45 °C; intervalo de temperatura de almacenaje -20 – 70 °C; golpes en funcionamiento 1500 G; vibración operativa 5,35 G.

Software: Compatible con Windows y Mac.

Resistencia: al polvo y al agua.

Velocidad de lectura: 550 MBps.

Conectividad: Wi-Fi 802.11ac con MIMO, Bluetooth 5.0, NFC.

Otros: FaceID, GPS asistido, resistencia al agua.

Estas sensaciones no van muy desencaminadas, porque tiene certificación IP55: no le dañan el agua de lluvia ni otras salpicaduras, los derrames de líquidos o el polvo excesivo. También resiste golpes (hasta 1500 G), la vibración (5g RMS, 10-2.000 HZ) y funciona en un amplio rango de temperaturas. La firma confía tanto en su resistencia que incluso incorpora un orificio para colocar un mosquetón u otro tipo de sujeción y llevarlo colgado de cualquier hebilla. Nos gusta menos el cable USB incluido (tipo C a tipo C y con un adaptador para el ordenador, tipo A), que tiene una longitud aproximada de solo 16 centímetros.

Ha sido el más rápido (junto con el modelo de Samsung) en las pruebas de copia de archivos (copia la carpeta en 2,30 segundos), aunque hemos detectado que se calienta un poquito —nada preocupante— cuando está conectado. Muy interesante es también el software SanDisk SecureAccess, que permite crear una carpeta protegida con contraseña para almacenar la información privada.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2019/03/07/escaparate/1551954090_699624.html