La radio escribe su futuro en formato pódcast

Ha pasado casi desapercibido durante más de una década, pero el pódcast ha vuelto y está en su mejor momento. Según el último Digital News Report publicado por Reuters Institute, España es el quinto país en consumir ese formato de audio entre 23 países consultados; un dato que evidencia el auge de los pódcast e invita a reflexionar sobre el presente y el futuro de la radio, que este miércoles celebra su Día Mundial [Celebra el Día Mundial de la Radio con RNE].

Compuesto por una serie de archivos digitales de audio que se pueden descargar y escuchar en cualquier momento, el podcast encaja a la perfección en una era marcada por el consumo de contenido a la cartay el amor por lo inmediato. 

«Durante los últimos años el formato audio ha sido el patito feo, pero poco a poco la gente está descubriendo que sobre todo través de un móvil se puede escuchar muy buen audio bajo demanda. Hablo tanto de los propios programas de radio como de los pódcast temáticos», explica a RTVE.es el locutor y podcaster Francisco Izuzquiza, que tras pasar por medios como Onda Cero o COPE decidió apostar de lleno por el podcasting, convencido de que al formato le aguarda un futuro «prometedor». 

Mucho más que «radio enlatada»

A juicio de Izuzquiza, los usuarios están descubriendo que el pódcast es «mucho más que radio enlatada». Es, en sus palabras, el «hermano pequeño» de la radio que «le da collejas» al mayor.

Con la irrupción de internet y la llegada de la crisis, las radios ha dejado de apostar por «reportajes en complejidad y contenidos bien elaborados», algo que ahora retoman los pódcast, donde «se habla al oído» de forma más directa y se estrecha la relación entre locutor y oyente, explica el podcaster.

«La variedad de temas es también algo muy importante. Ahora hay un número limitado de radios y tienen que seguir una fórmula muy concreta a nivel económico para rentabilizarse, así que suelen tener una misma temática. Los pódcast permiten abordar temas muy diferentes y con una mayor profundidad», señala el periodista Ángel Jiménez de Luis, cofundador de Cuonda, una comunidad que aglutina y produce podcást grabados en español. 

Muchos de esos archivos, precisa Jiménez, son grabados por aficionados que no disponen de grandes recursos técnicos y que, incluso, locutan desde el salón de casa, lo que contribuye a crear una experiencia más «íntima» que la radio tradicional.  

«En el caso del podcasting ocurre una cosa muy curiosa que es casi contradictoria. Cada vez tenemos más contenido disponible y todo rápido, a pocos ‘clicks’, casi como en una tienda de comida rápida. Sin embargo, el contenido es más especializado, más a fondo, cada vez mejor», comenta Izuzquiza, que actualmente presenta los pódcast El Enganche y Cuaderno de Podcasting en SpainMedia Radio y La Escóbula de la Brújula en Podium Podcast.

Spotify apuesta fuerte por el pódcast

No sorprende, por tanto, que plataformas como Spotify -el referente en la difusión de música en streaming- hayan sabido aprovechar las posibilidades del formato, que desde hace más de una década ha sido uno de los productos clásicos en iTunes (plataforma de Apple) y que ahora fluye de mil maneras en comunidades especializadas de todo el mundo.

El cofundador y consejero delegado de Spotify, Daniel Ek, anunciaba el pasado 6 de febrero que la empresa adquiría tanto la productora de pódcast Gimlet Media, una de las más relevantes a nivel internacional, como la compañía Anchor, que hace más accesible la publicación y distribución de los archivos.

«Teniendo como base datos de la industria de la radio, tenemos como suposición segura que, con el tiempo, más del 20% de toda la escucha de Spotify será contenido no musical», vaticinó Ek en ese comunicado

Es la clara apuesta del gigante de la música a la carta por un formato que llevaba tanteando unos años y que, desde hace un tiempo, también se ha convertido en un aliado para las estrategias de comunicación de numerosas empresas.

La audiencia se diversifica

«Estamos viendo desde nuestro nivel interno que el tipo de usuario que escucha pódcast está diversificandose. Hay un perfil cada vez más variado y es un género que esta en alza. No sé si representa el futuro de la radio, pero desde luego lo complementa», opina Jiménez, quien considera que en España se hace muy buen contenido sonoro sobre el que pronto pondrán el foco muchas compañias internacionales.

Las piezas se consumen como las de cualquier serie de ficción, por capítulos y desde un catálogo muy variado organizado por temáticas como historia, música, salud, tecnología, deportes o noticias. Dentro de las áreas en las que el pódcast ha cobrado mayor protagonismo en los últimos años -más allá del periodismo- se encuentra la educación.

Ya hay universidades que producen y difunden sus propios programas, pero además hay numerosos estudiantes que ven los pódcast como una ayuda al estudio gracias a series como “Historia de España para selectividad”, una de las más populares en Spotify.

Además, los pódcast han permitido «rescatar géneros radiofónicos que se habían perdido», como la ficción sonora, apunta el cofundador de Cuonda. 

El 40% de los internautas españoles escucha pódcast

Los tres entrevistados perciben que en España está creciendo la escucha de pódcast de forma significativa y así lo remarca también una encuesta realizada por YouGov para el mencionado informe del Reuters Institute. Según este estudio, el 40% de los internautas españoles escucha podcast, un porcentaje superior al registrado en Estados Unidos (33%), Francia (28%) o el Reino Unido (18%), y solo por debajo de Turquía (75%), Corea del Sur (58%), Hong Kong (55%) y Taiwán (47%).

Las estadísticas también muestran que el porcentaje de oyentes es mayor cuanto más joven es el usuario: entre jóvenes de 18 a 24 años, seis de cada diez escucha algún tipo de pódcast.

Otro análisis de la misma institución, publicado el pasado mes de febrero y centrado en las tendencias periodísticas para 2019, señala que el 75% de los encuestados opina que el audio se convertirá en una herramienta cada vez más importante dentro de las estrategias de contenido. Y el 78% cree que uno de los factores que influyen es la creciente implementación de tecnología de activación por voz en dispositivos cotidianos como smartphones o en altavoces ‘inteligentes’, como Alexa (Amazon), Google Home o HomePod (Apple).

Comunidad en torno al sonido

Lejos queda ya la imagen de aquellas familias que desayunaban con una radio sobre la mesa y comentaban, entre tostada y tostada, las noticias del día. Ahora el pódcast quiere retomar ese lado social y volver a crear comunidad en torno al sonido, con el impulso que le brindan la tecnología.

Plataformas como Ivoox, además de servir como repositorio, permiten a podcasters y oyentes hacer comentarios sobre el audio y compartir imágenes, vídeos o links que complementan al archivo principal, explica su fundador y presidente, Juan Ignacio Solera.

Al mundo del pódcast, recalca el cofundador de Cuonda, «es más dífícil entrar que en el del vídeo», pero en cambio genera más «engagement (fidelidad)» y se «acopla» a muchas tareas de la vida cotidiana, como correr, viajar en transporte público o hacer la compra.

La radio del futuro

El reto del formato, en opinión de Solera, es «llegar a ser más inteligente», alcanzar -o incluso superar- el nivel de plataformas de contenido audiovisual» como Netflix: «Todavía seguimos en un ecosistema que funciona por suscripciones, pero lo que perseguimos es anticiparnos al usuario y recomendarle pódcast en base a sus intereses».

Según su estimación, en 2020 España ya disfrutará de esa radio personalizada y a la carta que se habrá adaptado por completo al ritmo frenético de la sociedad. También será entonces cuando la cultura radiofónica haya sucumbido al modelo de consumo imperante, basado en el aquí y el ahora.  

«La propia radio va encontrando una salida natural, pero yo creo que lo que va a pasar con el tiempo es que el contenido atemporal se va a acercar más al formato pódcast y la radio tradicional tenderá al directo, a la información pura y dura. Pero se van a complementar», presagia Izuzquiza. 

RNE también apuesta por el pódcast

Radio Nacional de España también ha querido adaptarse a las demandas de los oyentes ‘digitales’. Por eso, además de ofrecer sus contenidos ‘a la carta’ para que puedan ser escuchados en cualquier momento, ha apostado por producir material exclusivo en formato pódcast al que solo se puede acceder vía internet. Gran parte de esos contenidos se encuentran concentrados en el espacio Radio 3 Extra, que ofrece programas de audio, vídeo y multimedia que únicamente se pueden encontrar en la web y en la app de Radio 3.  

Otra de sus iniciativas mejor recibidas ha sido la recuperación de la fórmula del radioteatro mediante ficciones sonoras que permiten escuchar desde cualquier dispositivo adaptaciones de clásicos cinematográficos como Blade runner o literarios como El Quijote. 

Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20190213/radio-escribe-su-futuro-formato-podcast/1882660.shtml