Cinco alternativas a Shazam para reconocer canciones con el móvil

Aunque la cifra exacta no ha sido desvelada, los medios especializados estiman que Apple desembolsará unos 340 millones de euros por Shazam, la aplicación que reconoce en cuestión de segundos las canciones que suenan cerca del usuario. La noticia saltó a mediados de diciembre y se enmarca dentro de una estrategia con la que la compañía de Tim Cook reforzará su servicio Apple Music, que según Statista cuenta con unos 30 millones de suscriptores frente a los 60 millones de Spotify, su principal competidor en el mundo de la distribución musical. A la espera de conocer cómo quedará integrado Shazam en el universo de Apple, estas son otras propuestas para identificar canciones desde el teléfono móvil.

Deezer

Casi en paralelo al anuncio de la compra de Shazam, el servicio de música en streaming Deezer, otro de los rivales de Apple Music, presentó su nueva funcionalidad para “cazar” canciones: Deezer SongCatcher. Gracias a ella, ahora los usuarios Premium, es decir, aquellos que pagan 9,99 euros mensuales, podrán utilizar el botón “Identificar sonido” mientras se reproduce un tema y Deezer identificará en cuestión de segundos su título e intérprete siempre y cuando forme parte de su catálogo de 44 millones de canciones. Eso sí, de momento SongCatcher es una beta para Android y en los próximos meses se lanzará la versión definitiva tanto para el sistema operativo de Google como para los dispositivos de Apple.

SoundHound

Anteriormente conocida como Midomi, esta aplicación para iOS y Android se puede usar sin formalizar un registro, aunque es recomendable crear un perfil de usuario para sincronizar el historial de búsquedas con otros dispositivos desde los que se utilice, así como para tener acceso prioritario a lanzamientos musicales. Pero la ventaja diferencial de SoundHound es su capacidad para reconocer una canción sin captar necesariamente el sonido original de la misma, ya que también funciona cuando el tema en cuestión es cantado o tarareado por el usuario. Se trata de una aplicación gratuita, a cambio de visualizar anuncios, aunque la publicidad se puede suprimir con el pago de 5,49 euros en Android y 7,99 euros en iOS.

Musixmatch

Además de reconocer la canción que está sonando, Musixmatch incluye la función FloatingLyrics, gracias a la cual la letra de los temas que se reproducen aparece en la pantalla del móvil a modo de karaoke. Asimismo, se sincroniza con la música almacenada en el dispositivo y con otras aplicaciones instaladas, como YouTube, Spotify o Play Música, de tal modo que es posible seguir las letras de las canciones que estamos escuchando sin tener que abrir otra ventana del navegador. La app está disponible para iOS y Android y puede utilizarse de manera gratuita sin registrarse, aunque para eliminar los anuncios ya es necesario suscribirse por 1,49 euros mensuales o 10,49 euros anuales.

MusicID

Desarrollada por Gracenote, una compañía propiedad de Nielsen, esta aplicación para iOS y Android nació a imagen y semejanza de Shazam, aunque con el tiempo no ha ido incorporando nuevas funcionalidades. De hecho, la última actualización para ambos sistemas operativos móviles es de hace casi un año. Aparte del cometido de reconocer canciones y mostrar una completa ficha con información sobre el artista, enlaces a vídeos y botones para comprar música, MusicID ofrece la posibilidad de añadir notas personales a cada tema “cazado”, de tal forma que el usuario puede utilizarlo a modo de diario y dejar registrados aspectos relacionados con sus descubrimientos musicales. Todo sin necesidad de registro.

Beatfind

Lanzada en mayo de 2017 únicamente para dispositivos Android, Beatfind resulta una buena alternativa para aquellos usuarios con problemas de almacenamiento en su móvil, ya que ocupa muy poco espacio (en nuestras pruebas, casi cuatro veces menos que Shazam). Realiza correctamente la función de reconocimiento de canciones y además añade otra opcional: un efecto de luz estroboscópica intermitente sincronizado con el ritmo de la música. Se trata de una aplicación gratuita que no requiere ningún tipo de registro, pero como contrapartida hay que visualizar publicidad y no existe ninguna opción para eliminarla, ni siquiera a través de un plan de pago.

Fuente: El País