Tecnología

Revisamos el iPad Pro, la última renovación de la tableta de Apple

SANTIAGO.- Cuando Steve Jobs presentó el iPad en enero de 2010, la apuesta estaba claramente definida como un dispositivo que estaría entre el teléfono inteligente y los computadores. La apuesta ha ido creciendo y en su última versión, estrenada recientemente en Chile, busca competir con los computadores a través de potencia técnica y un uso sencillo.

Se trata del iPad Pro de 9,7 pulgadas (el año pasado Apple estrenó un primer modelo Pro con display de 12,9), un cambio que, pese a mantener un diseño exterior bastante similar al anterior, tiene cambios en su interior que permiten sesiones de uso más largo y que, gracias a accesorios, permiten un uso más similar al de un PC. Partamos por los cambios internos.

Tal como lo hizo con el Pro más grande, Apple usó en en este modelo el chip A9X, que permite buen rendimiento en cualquier tipo de aplicación. A través de mejoras estrenadas en iOS 9 el año pasado, ahora la tableta puede tener dos aplicaciones en la pantalla al mismo tiempo a lo que se puede sumar una ventana flotante de video.

Todo esto funciona sin problemas, incluso con programas que demandan más capacidad, como editores de fotos y videos y juegos con gráficas avanzadas. En uso general, es ciertamente el mejor iPad que ha hecho Apple desde el estreno del equipo hace seis años. Y también se incluyen cambios agradecidos, como cuatro parlantes (uno en cada esquina), en vez de una única salida como ha ocurrido desde el primer iPad, y una nueva tecnología de la pantalla que adapta el tono del display a la iluminación en el ambiente.

Otro detalle importante es el soporte para accesorios que amplían la experiencia del iPad. El primero y más útil es una cubierta con un teclado físico que se conecta a través de un nuevo puerto magnético al lado de la tableta. Cubiertas con teclado hay muchas, pero esta no tiene una batería que necesite cargarse y funciona bastante bien pese al tamaño comprimido del despliegue de teclas, aunque sí se echa de menos una fila de botones de funciones, como suelen ofrecer algunos fabricantes de teclados Bluetooth.

El otro accesorio es el lápiz digital Apple Pencil. Si bien Steve Jobs era un enemigo de los instrumentos de este tipo, Pencil sí ofrece algunas funciones interesantes, particularmente para quienes se dedican al dibujo y al diseño gráfico, en combinación con programas de Adobe o Autodesk. Para el resto, más allá de un uso esporádico, no será una herramienta absolutamente necesaria.

En rendimiento, el iPad Pro es un salto claro (aunque el iPad Air 2, hoy un equipo más barato, sigue ofreciendo una muy buena experiencia), pero iOS no cambia al mismo ritmo. Las novedades de iOS 9 fueron un cambio bienvenido, pero a veces un usuario necesita más de dos apps en la pantalla al mismo tiempo o necesita un administrador de archivos. En el fondo, algunas cosas que un computador, sea PC o Mac, sí ofrece. Este problema aumenta con el precio.

El iPad Pro parte en $550.000 por un modelo de 32 GB. Los accesorios suman $150.000 por el teclado y $100.000 por el lápiz. Hay computadores Windows que ofrecen una muy buena experiencia por un monto cercano a los $350.000 y aunque no permiten hacer algunas de las cosas que sí permite el iPad Pro (como la edición de videos y fotos, que puede requerir máquinas más caras para un buen funcionamiento) sí pueden ser comparables en otros sentidos. Todo esto podría afectar la adopción del iPad Pro y el modelo que propone. Habrá que ver qué reacción genera en el público.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2016/07/02/810398/Revisamos-el-iPad-Pro-la-ultima-renovacion-de-la-tableta-de-Apple.html

VTV

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar