Tecnología

El robot Curiosity encuentra pruebas de que pudo haber un lago en Marte

Unas observaciones realizadas por el robot Curiosity de la NASA en Marte revelan que el Monte Sharp -también conocido como Aeolis Mons– se ha formado con sendimentos depositados sobre una superficie en la que hubo un lago hace decenas de millones de años.

La NASA ha interpretado de esta manera las muestras halladas por Curiosity en el cráter Gale, que sugieren, a su parecer, que en Marte hubo unas condiciones climáticas que permitieron la existencia de lagos en múltiples localizaciones.

«Si nuestra hipótesis del Monte de Sharp se mantiene, desafía la teoría de de que las condiciones cálidas y húmedas en Marte fueron transitorias, locales o solo subterráneas», ha comentado Ashwin Vasavada, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

«Una explicación más radical sería que la antigua atmósfera de Marte, más espesa, elevó las temperaturas por encima de cero en el planeta, pero hasta ahora no sabemos cómo pudo hacer eso la atmósfera», ha indicado.

El misterio del Monte Sharp

El hecho de que este monte formado por capas se levante sobre un cráter es un enigma para los investigadores. El Monte Sharp tiene 5 kilómetros de altitud, y la parte baja está formada por cientos de capas de roca que sugieren que hubo un lago cuya agua se evaporó.

Este lago habría sido más grande y duradero que cualquier otro observado de cerca. «Estamos avanzando en la resolución del misterio del monte Sharp. Donde ahora hay una montaña podría haber habido una serie de lagos», ha subrayado el investigador del proyecto Curiosity del Instituto de Tecnología de California, John Grotzinger.

El robot de la NASA está investigando actualmente las capas sedimentarias más bajas del monte Sharp, una sección de roca de150 metros conocida como la formación Murray.

Los investigadores creen que en esa zona había ríos que llevaban arena y limo al lago y los sedimentos se depositaban en la desembocadura del río. Allí se habrían formado de forma repetida deltas similares a los encontrados en las desembocaduras de los ríos de la Tierra.

«A medida que Curiosity suba el Monte Sharp haremos una serie de experimentos para mostrar patrones de cómo la atmósfera, el agua y los sedimentos interactúan. Podríamos comprobar cómo la química cambió en los lagos con el paso del tiempo. Se trata de una hipótesis apoyada por lo que hemos observado hasta ahora, proporcionando un marco para las pruebas del próximo año», ha señalado Grotzinger.

Después de que el cráter se llenase a una altura de por lo menos un par de cientos de metros, y el sedimento se convirtiera en roca, las capas de acumuladas tomaron la forma montañosa por la erosión del viento.

Fuente: RTVE.es

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar