Baterías inerciales para conseguir autobuses urbanos menos contaminantes

Existen varias tecnología que permiten aprovechar la energía de un vehículo en movimiento para producir electricidad. En unos casos casos el freno regenerativo o KERS utilizado en coches eléctricos y en monoplazas de Fórmula 1, que también se utiliza en los trenes, se utiliza para cargar baterías químicas.

Después esa electricidad almacenada puede recuperarse para que contribuya a mover el vehículo o para momentos puntuales como reiniciar la marcha o como potencia adicional para efectuar un adelantamiento, caso de los coches de carreras.

En otros casos, la batería inercial o batería giroscópica se basa en el mismo principio de convertir movimiento en electricidad.

Fuente: rtve.es