Sudán del Sur rechaza informe de AI y niega haber ejecutado a presos

Yuba, 9 dic (EFE).- El Gobierno de Sudán del Sur desmintió hoy un informe de Amnistía Internacional que acusa al país de haber aumentado el número de ejecuciones y aseguró que no aplica la pena capital desde 2011.

El secretario de prensa del Gobierno sursudanés, Ateny Wek Ateny, dijo a Efe que el Gobierno ha “congelado” la aplicación de la pena capital desde 2011 aunque la Constitución del país sí la considera legal.

“¿De dónde sacó Amnistía esta información que incluyó en su informe?. No hemos ejecutado la pena de muerte contra ninguna persona desde 2011. Estamos comprometidos con los tratados internacionales contra el castigo”, dijo el portavoz.

Amnistía Internacional denunció el viernes que las autoridades de Sudán del Sur ejecutaron este año a siete personas, entre ellas un joven que era menor de edad cuando cometió el crimen, lo que supondría el año con más ejecuciones en la historia del país.

Desde la independencia en 2011, los tribunales de Sudán del Sur han condenado a muerte a al menos 140 personas y las autoridades han ejecutado a al menos 32 personas, precisó AI, que ha recopilado los datos en base a entrevistas con abogados y funcionarios del sistema de Justicia.

Wek dijo que el presidente, Salva Kiir, no firmó ninguna orden que permitiera la ejecución de presos y también negó que se haya ejecutado a menores.

“No podemos llevar a cabo la pena de muerte contra un niño en Sudán del Sur porque las tradiciones culturales no lo permiten”, aseveró.

En Sudán del Sur, el Código Penal prevé la pena capital por asesinato, testimonio falso, terrorismo, insurgencia que resulte en la muerte, narcotráfico y traición a la nación.

El Gobierno sursudanés firmó un acuerdo de paz con los principales grupos rebeldes el pasado 5 de agosto, para poner fin a la guerra desatada en diciembre de 2013, dos años después de la independencia del país de Sudán. EFE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba