En Riobamba se realizó ceremonia de beatificación del padre Emilio Moscoso

A las 11:00 de este sábado con el ingreso de las reliquias del religioso cuencano al estadio Olímpico de Riobamba se dio comienzo a la beatificación de Emilio Moscoso Cárdenas,  sacerdote de la orden de los Jesuitas.

La eucaristía que estuvo presidida por el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Causa de los Santos del Vaticano delegado del papa Francisco, acompañado de obispos, sacerdotes, diáconos y presbíteros.

Antes del develamiento de una gigantografía con el retrato del padre Emilio con lo que se concretó la beatificación, monseñor Julio Parrilla, obispo de la Diócesis de Riobamba, acompañado por el postulador de la causa padre Pascual Cebollada, se acercaron al altar para pedir se proceda a la beatificación.

Posteriormente el cardenal Becciu dio lectura a la carta apostólica por medio del que se declara Beato al padre Emilio Moscoso, lo que fue celebrado con aplausos y juegos pirotécnicos lanzados al cielo de Riobamba que durante la celebración permaneció completamente nublado.  

Moscoso nació en Cuenca el 21 de abril de 1846 y fue asesinado el 4 de mayo de 1897 mientras oraba en su dormitorio ubicado en el interior del colegio San Felipe en Riobamba.

Según relatos, un grupo de liberales entró a la fuerza pensando que los religiosos escondían a los conservadores y le dispararon a Moscoso en la frente y el hombro, causándole la muerte inmediata.

Ese capítulo fue calificado como una profanación porque también hubo disparos al templo San Felipe Neri y hasta se violentó el sagrario donde se guardan las hostias consagradas, lo que en la religión católica significa la presencia de Dios.

Su vida religiosa y académica la realizó entre Quito, Guayaquil y Riobamba.

Ecuador tiene a tres religiosos declarados santos: santa Mariana de Jesús (1950), santa Narcisa de Jesús Martillo Morán (2008) y el santo Hermano Miguel (1984). Además a la beata Mercedes de Jesús Molina (1985). 

Fuente: El Universo