En Durán, mujeres emprendedoras se dedica a la venta de comida rápida

El amor por la cocina es la motivación de Irma Troncoso, madre de familia del cantón Durán, quien elabora corviches, bollos y empanadas desde su vivienda, ubicada en la Cooperativa Oramas González. A través del impulso del Crédito de Desarrollo Humano (CDH) del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), pudo fortalecer este negocio, formar parte de ferias y varios lugares de exposición.

Hace dos semana, Irma emprendedora de 38 años, se dedicó a la comprar de materiales, vitrina térmica, mesas, sillas y enseres de cocina para su negocio de comida, lo hizo con la transferencia de $1.200 que recibió del crédito del MIES.

“Mi rostro se me iluminó cuando me enteré que accedí al crédito, tenía una idea clara de todo lo que debía comprar para mejorar mi emprendimiento y lo puse en marcha. Mi arte es la cocina, con mis manos elaboro comida que a las personas les gusta, he sido una mujer con ganas de salir adelante por mis 4 hijos”, añade.

Para cumplir con las tareas y obligaciones para su negocio, Doña Irma empieza cada jornada diaria desde las 5 de la mañana, hora en la que se traslada al mercado de Durán, para abastecerse de productos frescos.

La elaboración de bollos, empanadas, corviches y papas rellenas le toma al menos unas dos horas, para luego comercializarlas en su domicilio. “A pesar de que madrugo a cocinar siempre estoy con un buen ánimo para atender a mis clientes, ellos valoran mi sazón y por eso me esfuerzo mucho más, mis productos los vendo a $1, 50 cada uno pero también depende lo que prepare”, señala.

A través de este emprendimiento Irma genera una ganancia promedio de $ 20 dólares diarios, con ello puede ser el sustento de su familia y motivar su autonomía económica. “Con la venta de comida rápida sobre todo, puedo ayudar a mis hijos, brindarles estudio y alimentación, así darles una mejor oportunidad de salir adelante”, enfatiza.

Durante el 2019, la Dirección Distrital MIES Durán – Samborondón ha entregado 700 Créditos de Desarrollo Humano, asociativos e individuales.

“El proceso de Escuela de Inclusión Económica bien acompañado de talleres prácticos para los usuarios, para darles herramientas de acuerdo a su tipo de emprendimiento, para mejorarlos, fortalecerlos y volverlos sostenibles. El 90 por ciento de nuestros créditos van dirigidos a mujeres emprendedoras que son cabezas de hogar”, señaló, Daniel Vásconez, director del distrito Durán-Samborondón.

Fuente: MIES

ra