Ecuador presentó estudio sobre libro de coros de la fiesta de San Agustín

Quito.- El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) de Ecuador presentó este martes los resultados finales de una investigación científica sobre un documento patrimonial del siglo XVII que recoge los coros de la celebración de las fiestas de San Agustín.

La especialista del INPC Michelle Mármol mostró en el repositorio del convento agustino un libro que forma parte del patrimonio documental, que contiene los «Cantos de las Fiestas de San Agustín» y cuya elaboración data del año 1628 por fray Fran de la Fuente.

Mármol expuso los resultados de la investigación en el que se destacaron elementos como la composición del papel y los pigmentos utilizados en los distintos grabados que contiene el texto.

Estos estudios, los más completos hechos hasta ahora en este tipo de libros, permitirán comparar la composición de material y pigmentos con otros textos similares lo que ayudará, además, en futuros procesos de restauración, agregó Mármol.

El director de la Fundación «Conservarte Ecuador», Ramiro Endara, señaló durante la ceremonia de presentación que el proceso que se llevó a cabo para recuperar el patrimonio documental tuvo «un análisis químico y de colores».

El fray Wilson Posligua, prior del Convento de San Agustín, expresó su agradecimiento por el trabajo realizado por el INPC conjuntamente con la Fundación «Conservarte Ecuador» para «salvaguardar» el patrimonio documental.

Este libro, según el INPC, constituye un ejemplar histórico que exhibe pintura decorativa y ornamentación barroca relacionada con el arte de la época y que consiste en grecas de elementos florales en colores (rojo, azul, verde, morado, tomate y marrón).

Del total de 45 hojas del texto de coros, solo cuatro muestran los bordes decorados y se revelan ocasionalmente letras capitales debidamente ornamentadas con flores y pájaros muy coloreados, informó el INPC.

Los libros de coro o de canto son volúmenes de gran formato, elaborados generalmente en pergamino y con encuadernaciones de cuero, los cuales fueron utilizados para el canto en las celebraciones litúrgicas, acompañadas por un órgano o polifonía.

El objetivo de la investigación, según el INPC, fue conocer los materiales constitutivos del libro de coro de las fiestas de San Agustín, mediante la combinación de técnicas analíticas no destructivas y la extracción de micro muestras.

Para determinar la morfología y cronología de los estratos y posibles mezclas de pigmentos se llevó a cabo el análisis exploratorio de tintas, a través del uso de tecnologías de punta como microscopia electrónica y barridos con rayos X.

Para el estudio de los colorantes y aglutinantes, que son de naturaleza orgánica, se utilizó la espectrofotometría infrarroja, señaló el INPC.

Según la página web del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) la Sala Capitular de San Agustín, donde se encuentra el repositorio de obras emblemáticas, fue restaurada en 2014 por el Municipio de Quito con una inversión de 363.913 dólares.

La reparación de este inmueble que duró once meses contó con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), además de la colaboración de 25 técnicos y especialistas.

El Convento de San Agustín, situado en el corazón del casco colonial de Quito, es uno de los monumentos históricos más importantes de la ciudad.

En 1809, en la Sala Capitular de este Convento se firmó el acta del Primer Grito de Independencia de Ecuador, por lo que la capital ecuatoriana fue llamada desde entonces «Luz de América». EFE

ra