Emprendedora aspira tener marca y local propio para ofertar los productos que elabora en Durán

Maniobrando un pequeño triciclo, Yira Olmedo, madre de familia que habita la Coop. 28 de Agosto de Durán, se traslada por las calles del cantón para comercializar los productos que elabora como resultado del emprendimiento que desarrolló con el impulso del Crédito de Desarrollo Humano (CDH) que obtuvo con el apoyo del Ministerio de Inclusión Económica (MIES).

Actualmente, cuenta con 58 años de edad y según comenta se encuentra mentalizada en sacar adelante a cada uno de sus ocho hijos. Motivación que la llevó a inscribirse en cursos de elaboración de velas, jabones, perfumes y desinfectantes, cuyo conocimiento sirvió de base para elaborar toda una gama de productos.

Yira recuerda que poco a poco pudo mejorar sus habilidades. “Al principio me costaba, tenía que dañar muchas velas hasta que aprendí a darles forma y ahora vendo mis productos a personas conocidas del sector”, añade.

Para la emprendedora este oficio representa la principal fuente de apoyo en la educación de sus hijos. “Con mis hijos de 22 y 18 años me traslado por todo el cantón para vender lo que más podamos. Mis productos son bien recibidos ya que son baratos, algunos jabones los vendo a 4 dólares, las velas entre 5 o 10 dólares los desinfectantes a 3 dólares”, relata.

“Tengo muchas metas para este año, quisiera implementar una marca para mis productos y comercializarlos en el supermercado del cantón. Ese es mi sueño, convertirme en una micro empresaria porque mis productos son de calidad”, destaca con entusiasmo Yira.

En los cantones Durán y Samborondón, en el periodo de gestión 2018 se entregaron 550 créditos asociativos para actividades comerciales, agrícolas y de servicios.

“El proceso de capacitación se realiza de forma permanente para brindar el acompañamiento a las ideas de emprendimientos productivos que les permitan mejorar la economía de sus hogares”, señaló, Edwin Feijoo, director distrital MIES- Samborondón.

Fuente: MIES

ra