Selección especial del Salón de Julio se expone en el Museo Municipal por sus 110 años  

Ente 1959 y 1960 Guayaquil vio el surgimiento de uno de los concursos de mayor resonancia, expectativa y relevancia de las artes visuales del país: el «Salón de Julio – Fundación de Guayaquil». Son 59 ediciones las que se han realizado y por ellas han pasado miles de exponentes de la plástica nacional. Personajes ahora convertidos en artistas de renombre y cuya obra es necesaria revisar para el estudio de la Historia del Arte Ecuatoriano del Siglo XX, nacieron a la fama en este evento.
Para unos este concurso ha sido el inicio de una carrera de éxito, para otros ha significado valor agregado a su notable trayectoria artística. Es así como tenemos presente en esta selección el genio pictórico de maestros tales como Theo Constante, Enrique Tábara, Félix Aráuz, Humberto Moré, Luis Miranda; también aquellos que irrumpieron la escena plástica de entre siglos (1980 – presente) como Jorge Velarde, Tomás Ochoa, Marco Alvarado, entre otros.
Al igual como sucede en el arte contemporáneo, en la historia del Salón de Julio, encontrar un estilo predominante absoluto, no es posible, pero sí podemos ser testigos de la diversidad estética de movimientos, tendencias, corrientes, al igual que la riqueza temática en las propuestas que nacen del Precolombinismo, el Abstracto, Surrealismo, Neocubismo y Simbolismo, sólo por nombrar pocos ejemplos.
El Salón de Julio también es testimonio del cambio generacional y sus preferencias en los procedimientos artísticos; así evidenciamos como el predominio del óleo y el lienzo han dado paso a la experimentación con nuevos procedimientos y materiales distintos a los tradicionales por excelencia.

Fuente; MUMG

ra