Sombrero de paja toquilla se promociona en aeropuerto de Madrid

Madrid.- Ecuador quiere aprovechar la popularización del sombrero de paja toquilla en la época estival en España y Europa para dar a conocer su verdadero origen. Por eso, durante las próximas semanas, lo primero que los viajeros verán al llegar a la zona de facturación del terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas es un vídeo de 10 segundos con este producto como protagonista.

El proyecto puesto en marcha por la oficina de ProEcuador en el país europeo consiste en mostrar que este sombrero, uno de los mejores y más finos del mundo, es elaborado por artesanos de las provincias de Azuay, Cañar y Manabí, y ha sido declarado por las Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El mensaje que resalta que el verdadero sombrero de paja toquilla es ecuatoriano estará presente hasta finales de julio en 21 soportes digitales de publicidad en uno de los principales puntos de embarque de pasajeros de España.

Adicionalmente, durante la jornada del jueves y viernes, los viajeros pudieron fotografiarse con esta prenda y subir las imágenes en la red social Instagram para participar en un sorteo y llevarse el emblemático sombrero que es un “must” de los armarios durante el verano.

Esta acción promocional cuyo impacto podría llegar a al menos un millón de personas complementa otras iniciativas que buscan comunicar la verdadera “denominación de origen” del sombrero de paja toquilla y visibilizar el trabajo de más de 11 mil profesionales que se dedican a su producción y distribución. La última fue la aparición de este complemento en el video musical “Esa chica”, de La Oreja de Van Gogh. El grupo donostierra rindió así un homenaje a este icono de la cultura ecuatoriana que en la plataforma de YouTube ya suma 2.834.100 visualizaciones.

Entre 2013 y 2017, según datos proporcionados por ProEcuador, las exportaciones de este producto ascendieron a más de 68 millones. En Europa, los principales mercados son Italia, Francia, Alemania, España y Reino Unido.

Fuente: El Universo

ra