Musical Hasta que te conocí en el Teatro de Arte

Con un agradable y nutrido marco de público se presentó el musical «Hasta que te Conocí» en las voces de Danilo Rosero, Daniel Páez, Karla Kanora y Jorge Luis del Hierro. Un tributo para el cantautor más prolífero latinoamericano:Juan Gabriel.

La ocasión lo amerita. Estamos a puertas de la celebración del Día de las Madres y esta era una serenata imperdible por la calidad de los intérpretes.

El escenario se llenó de música con el Mariachi Sol de América que deleitó a la audiencia con canciones como: «Por qué me haces llorar?» y luego un popurri.

Terminada la actuación del Mariachi, abrió el show Danilo Rosero impecablemente vestido, acompañado de una buena banda de 5 músicos a cargo del maestro Jorge Ortega. El tuvo a cargo:»Yo no nací para amar», «Se me olvidó otra vez», «Yo te recuerdo» y para terminar «Inocente pobre amigo».

Danilo es el galán de la música, no solo es una cara bonita con ropa bien confeccionada, que sino supiéramos que es cantante podríamos confundirlo con un modelo pero su talento lo delata y su performance habla a las claras de su evolución en la música. Abrir un musical tributo no es cosa fácil y él supo prender al público para dejarlo enganchado y darle la posta a Daniel Páez.

Daniel punto y aparte tomó las canciones escogidas y las hizo suyas. Sus interpretaciones estuvieron a la altura del tributo, suaves y fuertes dependiendo la exigencia de la melodía.

Abrió con una maravillosa interpretación de «Hasta que te conocí», le siguieron «Abrázame muy fuerte»,  «Sólo sé que fue en Marzo» y «Querida». Estas dos últimas son las favoritas de su madre y padre respectivamente, nos dejó conocer esa anécdota y que sin estar tan seguro de escogerlas influyó su familia. Que bueno fue porque Paéz hizo un gran trabajo a la altura del tributo.

El turno le llegó a Karla Kanora, la consentida por ser la única mujer en el grupo. Todo el cariño que le han entregado, ella nos lo devolvió con su hermosa puesta en escena. Vestida de azul brillante para la ocasión, bordó una a una las canciones del Divo de Juárez, con esa voz dulce con la que puede llevar a las notas deseadas hizo un deleite de los que nos dimos cita en el Teatro Centro de Arte.

Ella interpretó: «Te lo pido por favor», «Ya lo se que tú te vas», «Yo no sé que me pasó» y «Amor eterno»,  el mejor tributo para las madres, a más de uno le hizo rodar una lágrima con su bella interpretación.

Y el escogido para cerrar la noche fue Jorge Luis del Hierro, acertada decisión. No solo sabe cantar sino que hace del show un espectáculo agradable: con imitaciones, bailes a ratos, interacción con el público muy cercana pero sin olvidar de cantar, y vaya que lo hace bien.

Jorge Luis del Hierro es un artista porque es completísimo. La empatía que crea entre el público y el cantante se siente en sus presentaciones.

El interpretó: «Siempre en mi mente», «He venido a pedirte perdón», «No tengo dinero» que fue el primer éxito que tuvo JuanGa allá por los años 70 y terminó con «Ay caray».

La despedida fue por todo lo alto, los 4 interpretaron uno de los éxitos más famosos de Juan Gabriel: «El Noa Noa» que puso a bailar a los jóvenes.

El público no quería que terminará esta noche mágica y se unieron en sola voz pidiendo a los cantantes «otra – otra – otra- otra». Los interpretes volvieron al escenario para regalarnos «Se me olvidó otra vez».

Para mi fue una satisfacción enorme, ver el avance en nuestra producción nacional, sin duda contamos con talento, no es solo un slogan… es real y queda de manifiesto en este tipo de espectáculos. Me quedo con una frase de Jorge Luis del Hierro: «Cantar a Juan Gabriel es para cantantes de verdad». Y esos son nuestros cantantes, sin temor a equivocarme dan la talla para versionar al artista que sea y a tener producción propia.

Por: Rocío Armendáriz

Fotos: José Francisco Fernández