NoticiasSociedad

Oficios populares revivieron estudiantes de la Escuela El Saber es poder

Como preámbulo de las actividades de Guayaquil, en su fundación 481 , los estudiantes de la Escuela El Saber es Poder, recrearon los oficios guayacos que poco a poco se han ido perdiendo.

Por ejemplo los panaderos que anunciaban desde muy temprano con sus canastos llenos de pan de sal, de dulce, biscochos, empanadas, un deleite que hoy en día ha sido reemplazado por triciclos o motonetas, lo que antes se hacía recorriendo a pie.

Los betuneros o lustrabotas, que circulaban por la principal avenida de la ciudad, le daba brillo al calzado, su pequeño cajón con las tintas, las franelas y cepillos hoy solo están ubicados en los alrededores de los parques en una plataforma.

El lechero de igual forma vendía su producto, sin descuidar al periodiquero que voceaba las últimas noticias recorrían las calles ahora solamente se ubican en las esquinas en unos kioskos.

LV

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar