Sevilla igualó con Salzburgo en un partido lleno de penales

Sevilla no pudo imponer su ritmo ni tampo hacer pesar la localía durante su debut en la Champions League 2021/22. Es que el equipo de Julen Lopetegui empató 1-1 con Salzburgo en un curioso partido, que tuvo un total de cuatro penales en su desarrollo.

El conjunto andaluz se mostró con el dominio del balón sobre el césped del Ramón Sánchez Pizjuán y apostó por Alejandro Papu Gómez y Youssef En Nesyri en su búsqueda de desequilibrar ante la defensa rival.

Sin embargo, en su primer avance, el elenco austríaco generó un penal que inicialmente había sido cobrado como tiro libre por parte del árbitro, el bielorruso Aleksei Kulbakov. Sin embargo, la jugada fue revisada por el VAR y descubrieron que el topetazo de Diego Carlos a Karim Adeyemi se produjo en plena zona del local, dado que el delantero pisó la raya del área grande.

El propio atacante alemán de 19 años se paró frente al balón a los 12 minutos de juego pero su disparo de zurda se fue desviado, más allá de que Bono parecía tenerlo cubierto al haber adivinado el lugar al que se dirigía.

Más tarde, Jesús Navas cometió una infracción infantil frente a un rival que se abría sin acarrear riesgo: el empujón no dejó dudas al colegiado, quien sancionó previo a que el croata Luka Sucic convirtiera con clase a los 20′.

Después, el arquero del dueño de casa atropelló a un adversario y posibilitó la tercera chance desde los 12 pasos para Salzburgo en poco más de media hora de juego. Aunque el propio guardameta subsanó su error y le tapó a Sucic al lanzarse a su palo izquierdo.

La visita no fue capaz de rematar a un indisciplinado conjunto español y esto lo aprovechó con su chance de penal a los 42′, concedido por la tecnología. Ivan Rakitic se hizo cargo y disparó cruzado, al poste opuesto del arquero, para gritar el empate.

En la segunda mitad se pincharon las situaciones de gol, aunque Bono fue protagonista de una genial tapada al remate de Benjamin Sesko. Mientras que Oumar Solet fue otro de los que amenazó al local con ponerlo otra vez en desventaja. Sobre el cierre, Brenden Aaronson provocó la atajada del arquero marroquí con un disparo a distancia.

 

Del lado de los de Lopetegui, En Nesyri fue expulsado en el arranque al ver la segunda amarilla; Rafa Mir y Erik Lamela contaron con ocasiones para desnivelar, pero carecieron de efectividad y, finalmente, su equipo debió conformarse con el reparto de puntos en el arranque del Grupo G.

Sevilla intentará encontrar la primera victoria en su próximo desafío, durante la visita a Wolfsburgo el 29 de septiembre, a la vez que Salzburgo recibirá a Lille en la misma jornada. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba