Seis meses después del asesinato de Fernando Villavicencio aún no se conoce si seis sospechosos serán o no llamados a juicio

Del 8 de octubre pasado que cerraron los 60 de instrucción fiscal dentro del proceso que investiga el asesinato al estilo sicariato producido el último 9 de agosto contra Fernando Villavicencio, candidato a la presidencia de la República de la alianza Construye-Gente Buena, han pasado ya cuatro meses y dos diferimientos de la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio contra los cinco ecuatorianos y un colombiano que se mantienen detenidos como sospechosos.

Para este martes 6 de febrero, desde las 09:30, se intentará una vez más se concrete la audiencia mediante la cual se defina si Laura C., Carlos A., Érick R., Alexandra Ch. y Óscar F. y el colombiano Víctor F., quienes cumplen una orden de prisión preventiva en el Centro de Privación de la Libertad (CPL) de Cotopaxi, en Latacunga, son o no llamados a juicio, al ser parte de los autores materiales que concretaron el crimen, días antes de la primera vuelta electoral, cuando Villavicencio abandonaba un coliseo ubicado en el norte de Quito.

Varios sicarios dieron marcha a un plan para asesinarlo. Uno de ellos, Jhojan Castillo, de origen colombiano, disparó impactando por tres ocasiones en el cuerpo de su víctima. El directo atacante murió a causa de los golpes recibidos por parte de la seguridad de Villavicencio y eso se confirmó cuando fue llevado a la Unidad de Flagrancia, en el norte de la ciudad.

Luego de los allanamientos iniciales y una audiencia de vinculación fueron trece las personas identificadas como parte de quienes sumaron esfuerzos para concretar el sicariato. Solo seis quedan con vida, pues el mismo día que cerraba la instrucción fiscal los también sospechosos Andrés M., José N., Adey G., Camilo R., Jules C. y Jhon R., todos de nacionalidad colombiana, y el ecuatoriano José M. fueron asesinados en el interior de las cárceles de Guayaquil y Quito en las que estaban.

Antonio M., exdirector del CPL Guayas número 1, en Guayaquil, ha sido procesado por el delito de incumplimiento de decisión legítima de autoridad competente. La causa se le abre por supuestamente haber desobedecido la disposición de trasladar por temas de seguridad a Jules C. y Jhon R. Ambos, al igual que otros de los investigados en el caso Villavicencio, debían ser trasladados de Guayaquil a Quito días antes, pero esa acción no se concretó y lo que sucedió fue que el 6 de octubre fueron encontrados los cuerpos de los extranjeros colgados en distintas celdas.

Fuente El Universo

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio