Secretaría del Buen Vivir ya empieza su proceso de cierre

Con la decisión del nuevo Gobierno de suprimir la Iniciativa presidencial para la Construcción del Buen Vivir, del régimen de Rafael Correa, existen plazos para finiquitar a esa entidad. Este fue uno de los entes eliminados por el nuevo mandatario, Lenín Moreno, al tomar la posta en el Ejecutivo. El sociólogo Jesús Sanz (España), quien es el gerente de esa secretaría desde 2015, defendió el trabajo hecho. La institución, que depende de la Presidencia de la República, nació en el 2013 y debía terminar su labor en diciembre del 2017.

¿Una vez que se suprime la Secretaría Técnica, qué pasos siguen?
En el decreto (número 3 emitido el mismo día de la posesión, el 24 de mayo pasado) se estipula que la Presidencia de la República tiene que hacerse cargo de todos los bienes y de los productos, de las actividades que ha venido desarrollando la Secretaría en un plazo de 60 días, y un plazo de 90 días para el cierre administrativo.

¿Cuál era el presupuesto con el que contaban?
La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) aprobó un presupuesto para cuatro años, de $ 12 millones. Creo que se va a cerrar con $ 5 millones en total. Cumplimos las metas con apenas el 30% del presupuesto estimado.

¿Cuánto personal trabaja en esta dependencia?
Veintiún personas: sociólogos, antropólogos, gente comunicadora, gente especializada en gestión de proyectos.

¿Cuáles eran las funciones de la Secretaría?
Funciones de investigación, divulgación y comunicación, y la articulación intersectorial para el desarrollo de propuestas de proyectos que contribuyan al despliegue o al desarrollo de la sociedad del buen vivir. Hemos desarrollado documentos, hemos producido más de 200 programas de televisión, hemos (impulsado) diferentes iniciativas para que en colaboración con otras instituciones del Estado se lleven a cabo.

A pesar de todo el trabajo que usted resalta hubo críticas a la labor de esta Secretaría.
Ha habido gente que ha querido ridiculizar la idea de la secretaría y no les hemos respondido, no queremos entrar en el debate de la descalificación. Cuando hay interés genuino, con todo gusto se da la información. Se nos critica de comer fruta, ¿será que eso es malo?, de hacer ejercicios.

¿Siguen haciendo la pausa activa, comiendo fruta, meditando?
La pausa activa es una recomendación del Ministerio de Salud y Deporte. Es un momento en que se hace ejercicios, estiramiento y en función de la voluntad de quien tiene la responsabilidad ese día se compra fruta para compartir, o no, no sale del presupuesto de la Secretaría. La meditación mejora tu salud porque baja los niveles de estrés, ansiedad y te hace más productivo. Quien quiere puede (meditar), pero solo en horario que no sea laboral.

¿Cuándo cerrarán definitivamente?
Lo único que tenemos que hacer es trabajar para el cierre y hacer un cronograma para ver en qué momento la gente se va desvinculando en función de las diferentes necesidades administrativas, el ministro (Freddy) Ehlers ya no está.

¿Pero van a funcionar en esta oficina todavía?
Eso depende de la Secretaría (de la Presidencia), no nos comunican. Los bienes que están acá, estos muebles, todo esto que es de la Presidencia, hay que devolverlo.

¿Qué es el Buen Vivir, qué es lo que ustedes transmitían?
Tal y como se recoge en la Constitución, el buen vivir significa por un lado garantía de derechos, además incluye derechos de la naturaleza. El Gobierno lo que hace es traspasar eso a un plan de desarrollo, en el que se definen diferentes objetivos, metas, indicadores de evaluación.

¿En la evaluación, en Ecuador hay buen vivir?
El buen vivir funciona más como utopía, como modelo al que aspiramos, por eso la Secretaría se llamó de Construcción de la Sociedad del Buen Vivir, porque no es que ya esté hecho, y para
eso se requiere todo un desarrollo de lo material, de lo físico, por ejemplo, no puede haber buen vivir si es que hay pobreza. (I)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba