Sao Paulo abraza las obras censuradas en el Brasil de Bolsonaro

Sao Paulo.- En medio de la escalada de “ataques” contra la cultura, la ciudad brasile帽a de Sao Paulo abre este viernes su “Verano sin Censura”, un festival que abraza las obras censuradas o cuestionadas por el Gobierno del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.

Durante 15 d铆as, la ciudad m谩s rica y poblada de Brasil se convertir谩 en un gran escenario a cielo abierto, un refugio para las obras art铆sticas vetadas por alguna de las instituciones p煤blicas que actualmente se encuentran bajo el paraguas de Bolsonaro, un capit谩n de la reserva del Ej茅rcito.

“Nos pareci贸 bien hacer un gesto que representase la acogida de esas obras vetadas, pero que tambi茅n fuera un acto pol铆tico con mucha contundencia para mostrar que, en Sao Paulo, esa clase de conducta jam谩s ser谩 aceptada”, explic贸 en una entrevista con Efe el secretario de Cultura de la ciudad, Al锚 Youssef.

El festival reunir谩 un total de 45 actividades, entre las que destaca el espect谩culo “Res Publica 2023”, una obra teatral vetada por la Fundaci贸n Nacional de Arte (Funarte), vinculada al Gobierno, y que ha inspirado la creaci贸n del festival paulista.

En la funci贸n, seis amigos celebran la Nochevieja en un dist贸pico “Brasil Tropical Fascista”, ambientado en 2022 y que ha sido tomado por “masas patri贸ticas” que exterminan varios grupos minoritarios.

1er encuentro de Basset Hounds, en la sede de la Asociaci贸n Canina del Guayas

“Nuestro espect谩culo tiene ese car谩cter dist贸pico pero cada vez m谩s cercano a la realidad. La ficci贸n y la realidad se confunden cada vez m谩s”, cont贸 a Efe el actor Bruno Caetano.

Para el director de la obra, Biagio Pecorelli, el “Verano sin Censura” es una iniciativa “fundamental” de “resistencia” ante el “avance de una ola conservadora que ataca directamente a la cultura y los movimientos sociales” del pa铆s.

El Festival abraza desde pel铆culas y obras de teatro hasta conciertos, exposiciones y debates, pasando por una muestra retrospectiva que recuerda algunos momentos claves de la historia brasile帽a, como la dictadura militar que gobern贸 el pa铆s entre 1964-1985 y donde la censura ejerci贸 un papel fundamental.

En los cines, la pel铆cula “Bruna Surfistinha” (2011), que compila las aventuras sexuales de la exprostituta Raquel Pacheco, ser谩 proyectada despu茅s de que Bolsonaro afirmara que no podr铆a “admitir” que este tipo de tem谩tica fuera financiada con dinero p煤blico.

En dicho contexto, la firma de ropas Daspu -creada en 2005 por la prostituta Gabriele Leite- ocupar谩 las calles del centro hist贸rico de Sao Paulo para un “desfile-manifiesto contra la censura”.

Tambi茅n ser谩 exhibida la pel铆cula “La vida invisible de Eur铆dice Gusmao”, que cuenta en su reparto con la ic贸nica actriz Fernanda Montenegro, tildada de “s贸rdida” por el actual secretario nacional de Cultura, Roberto Alvim.

“Es una de las pel铆culas que m谩s se ha acercado a una acci贸n de censura por parte del Gobierno, que ha intentado impedir algunas de sus proyecciones”, indic贸 a Efe Celio Franceschet, el comisario de cine del Centro Cultural de Sao Paulo.

Franceschet es el responsable de la exposici贸n “Censura en cartelera”, que retrata algunos “temas provocadores y espinosos para el Gobierno actual” e incluye adem谩s una treintena de carteles que fueron retirados de los pasillos de la Agencia Nacional de Cine (Ancine).

En el teatro, adem谩s de espect谩culos vetados recientemente, volver谩 a subirse al escenario una obra hist贸rica como “Roda Viva”, escrita por Chico Buarque y prohibida durante el r茅gimen militar.

“Seguiremos con nuestra actuaci贸n cultural teniendo en cuenta los preceptos de la democracia, de la libertad de expresi贸n, de la civilizaci贸n contra la barbarie y del pensamiento contra la estupidez”, asegur贸 el secretario de Cultura de la capital paulista, gobernada por el Partido de la Social Democracia Brasile帽a (centroderecha).

LA CENSURA, M脕S ALL脕 DE BOLSONARO

Los ataques a la cultura no se limitan al Gobierno y se han replicado en el pa铆s en los 煤ltimos a帽os, en medio del avance de una ola conservadora en Brasil.

En septiembre, el alcalde de R铆o de Janeiro, Marcelo Crivella, prohibi贸 un c贸mic con personajes homosexuales en la Bienal del Libro por sus “contenidos impropios para menores”.

Tres meses despu茅s, la sede del grupo humor铆stico Porta dos Fundos fue atacada con cocteles molotov por su especial “La primera tentaci贸n de Cristo”, que presenta a un Jesucristo homosexual.

La transmisi贸n de la s谩tira en la plataforma Netflix lleg贸 incluso a ser censurada por un juez de R铆o de Janeiro, pero, as铆 como pas贸 en el caso de los c贸mics vetados por Crivella, la Corte Suprema de Brasil entr贸 en juego para revocar la decisi贸n y permitir su libre circulaci贸n. EFE

ra

Publicaciones relacionadas

Mira tambi茅n
Cerrar
Bot贸n volver arriba