El santuario del Cristo del Consuelo duplica capacidad

Maquinaria pesada empezó a derrocar las dos capillas ubicadas de lado izquierdo del Santuario del Cristo del Consuelo, la semana pasada. Plástico negro separa la intervención externa del interior de la iglesia, donde se han retirado partes del tumbado. Estos trabajos se ejecutan como parte del mantenimiento y remodelación del templo católico.

Ángel Villamizar, superior de la comunidad local del Cristo del Consuelo, señaló que se trabajará en tres fases y con ello se duplicará la capacidad de la iglesia, de 800 pasará a recibir 1.600 feligreses.

Ahora se trabaja en la parte izquierda, la cual se estima esté lista en unos cuatro meses. Se están ampliando 9 metros de ancho por los 55 metros que tiene de fondo, se cambiará el tumbado, el techo, se arreglarán los vitrales y cambiarán las instalaciones eléctricas, señaló Walter Muñoz, encargado de la obra.

Luego se intervendrá el área central y, posteriormente, el lado derecho, donde también se quitarán otras dos capillas. Se mantendrá en el patio el espacio de Adoración al Divino Niño con la pileta de agua bendita.

El plazo para la obra es de tres años, pero el párroco espera terminarlo antes, si reúnen los fondos con donaciones y el aporte de la comunidad y de instituciones. El padre Villamizar hace un llamado a quienes quieran unirse a la remodelación del Santuario, construido en 1961.

En el Cisne 2, la plazoleta del Cristo del Consuelo, donde reposa la escultura de la imagen religiosa de 15 metros de altura, está casi lista. Se tiene previsto que el alcalde Jaime Nebot la entregue a fines de mes. Solo falta que se coloquen las luminarias del piso adoquinado.

Este espacio, con árboles, bancos y tachos de basura, es utilizado por los moradores para ejercitarse de forma segura, según moradores, como Shirley Cruz, Carlos Yagual y Mónica Lara. “Antes sentía temor de salir a correr, ahora puedo hacer deporte a cualquier hora, me siento segura”, expresó Lara.

La zona tiene iluminación y guardianía las 24 horas. Uno de los guardias, Luis Muñoz, afirmó que a toda hora la plaza recibe visitas, especialmente los fines de semana que suelen llegar visitantes de otros sectores de Guayaquil y de otras provincias para contemplar la imponente imagen religiosa. Algunos hasta le dejan flores y hasta encienden velas en el altar.

Como parte de la plazoleta se entregará también la iglesia Nuestra Señora del Divino Amor, ubicada del otro extremo de este espacio. La obra está en un 98 %, indicó el contratista Enrique Torres. Actualmente, trabajan en la pintura y en la instalación de las ventanas.

El padre Villamizar, que ha estado al frente de las tres obras, expresó su alegría al tener casi listo el circuito de la procesión del Cristo del Consuelo, del Viernes Santo.

Circuito de la procesión
Parte desde el santuario hasta la plazoleta, luego avanza a la nueva iglesia para la homilía y descendimiento de la imagen; a las 19:00 parte a la Virgen del Soto, que fue remodelada para pasar la noche en oración, antes de regresar al santuario. (I)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba