“Sangre de campeones”, filme sobre las primeras hazañas deportivas de Uruguay

Montevideo.- La película “Sangre de campeones”, que narra las hazañas deportivas de la selección de Uruguay durante los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, así como el primer Mundial de 1930, se estrena hoy en las salas con el objetivo de reflejar la influencia del fútbol en la identidad del pueblo uruguayo.

Así lo expresó a Efe el realizador Guzmán García, quien junto a Sebastián Bednarik dirigió el largometraje. Sus antecedentes son las películas “Mundialito” (2010) y “Maracaná” (2014), que también narran hazañas deportivas de la selección uruguaya, aunque en los años 1980 y 1950, respectivamente.

En el caso de “Sangre de campeones”, los realizadores de la productora Coral Cine se basaron en el “afianzamiento del fútbol en Uruguay, personificado, en particular, en una generación de futbolistas que ganaron las Olimpiadas de 1924 (París), 1928 (Amsterdam) y el Mundial de 1930 (Montevideo)”, explicó García.

El proyecto cinematográfico implicó cuatro años de trabajo para los realizadores, que debieron recurrir a las imágenes de archivo para montar el relato, así como a dibujos del uruguayo Oscar Larroca, que llenaron los espacios vacíos que no fueron registrados por las cámaras.

“(La película) implicó la dificultad de conseguir los materiales, porque realmente cuando empezamos a investigar había muy poco material fílmico, pocos minutos y pocas fotos. Luego fueron apareciendo más y utilizamos nuestras herramientas de edición para poder contar la historia”, explicó García.

En este sentido, señaló que hay muy pocos registros sobre las vidas de los protagonistas de la selección uruguaya durante la década de 1920 y 1930.

“Hay gente sobre la cual es muy difícil averiguar casi cualquier cosa, siendo que fueron campeones del mundo. Es casi imposible saber un poco más que el nombre, la fecha de nacimiento”, describió el realizador uruguayo.

De esta manera, contó que las dos historias sobre las que consiguieron más material fueron las de los futbolistas José Nasazzi (1901-1968) y José Leandro Andrade (1901-1957).

“Aparentemente y según sus leyendas, eran de personalidades fuertes e interesantes”, señaló García respecto a las vidas de Nasazzi y Andrade, quienes se convirtieron en los protagonistas de “Sangre de campeones” y que, además de futbolistas, eran marmolero y vendedor de diarios, respectivamente.

El grupo que disputó los campeonatos de 1924, 1928 y 1930 era de un estrato social “muy humilde”, no eran deportistas profesionales sino que tenían otros oficios, como carnicero, verdulero y portero.

“Nos parecía muy interesante y admirable que viniendo de este estrato social tuvieran esa capacidad y lograran mantenerse como grupo desde 1924 hasta 1930”, sostuvo y consideró paradójico que pese a tener otros oficios, estos futbolistas se hayan erigido como los “más ganadores de la historia del deporte más popular”.

Para el director y también productor, Sebastián Bednarik, es “increíble” que las hazañas de Uruguay durante las décadas de 1920 y de 1930 fueran un terreno “inexplorado” a nivel cinematográfico.

“Quizás en un país con cinematografías más longevas o con otro dinamismo de producción, ya estarían hechas películas, series, documentales y ficciones”, comentó a Efe Bednarik.

Parte del material de archivo se consiguió en Francia, Holanda o Italia, así como en la institución de cine Cinemateca de Uruguay, en los medios de comunicación y en los acervos de coleccionistas particulares, entre los que se destaca un colombiano, fanático de la selección uruguaya, que también aportó imágenes.

Respecto al impacto que tendrá “Sangre de campeones” en los espectadores, García aseguró que “seguramente” el público hará conexiones entre la selección de esos años y la actual, algo que es “bueno”, ya que cuantas más lecturas haya sobre una pieza artística, mejor es.

“Lo que quiere ver la gente es a Uruguay campeón del mundo. Por lo menos este año lo va a poder ver en este documental”, bromeó García en relación a la participación de la selección en el Mundial de Rusia 2018.

El realizador consideró que Coral Cine “cierra un ciclo” y un “discurso” sobre la historia futbolística del país, aunque no descartó que en el futuro la productora, fundada en 2004, vuelva a incursionar en la temática. EFE

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba